Cyl dots mini

El alcalde de Valladolid cree que Mañueco "se alinea" con la política de Pablo Casado para el Estado de Alarma

Óscar Puente, alcalde de Valladolid, con la mascarilla. JUAN POSTIGO

Puente ha advertido que "se ha perdido de vista que era una herramienta fundamental para luchar contra la pandemia"

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha criticado este miércoles lo que interpreta como una "renuncia" del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a solicitar un estado de alarma regional, algo que considera que es priorizar "la política de Pablo Casado" antes que la salud de los castellanoleoneses.

 

Así lo ha expresado Puente este miércoles al ser preguntado por la afirmación que realizó este martes el dirigente regional de la Junta en Twitter después del planteamiento del presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, relativo a que las comunidades autónomas tienen la posibilidad de solicitar un estado de alarma regional para gestionar la situación de la pandemia del COVID-19.

 

El presidente de la Junta aseveró en la citada red social que no veía en el estado de alarma regional "la solución" para las Comunidades Autónomas, por lo que Puente en primer lugar ha reclamado que se "ponga de acuerdo" con el vicepresidente, Francisco Igea, quien hace unos días dijo públicamente que cabía la posibilidad de que la Junta solicitara la declaración de estado de alarma para Castilla y León

 

Por otro lado, el regidor socialista ha indicado que parece que algunas comunidades, "como Castilla y León, condicionadas por la posición política del Partido Popular", anuncian "una renuncia a priori" de un instrumento como el estado de alarma que puede ser necesario para garantizar la salud de los ciudadanos, por lo que ha concluido que los 'populares' y, en concreto Fernández Mañueco, "se alinean con la estrategia política de Pablo Casado y no tanto con la salud de los castellanoleoneses".

 

Óscar Puente ha interpretado también la decisión anunciada por Pedro Sánchez sobre los estados de alarma regionales, la cual entiende que tiene "mucho que ver" con la actitud de "la derecha de este país" durante la primera parte de esta pandemia, en la que, en su opinión, mantenían una "contestación permanentemente, de una manera profundamente irresponsable" ya que se llegó a decir que el estado de alarma "era sinónimo de dictadura, de opresión y de limitación de derechos fundamentales".

 

Puente ha advertido de que "se ha perdido de vista que era una herramienta fundamental para luchar contra la pandemia" y ha añadido que cree que el Gobierno de Pedro Sánchez "no quiere verse de nuevo en la situación de tener permanentemente la deslealtad de la derecha a la hora de tomar decisiones en relación con la pandemia".