Cyl dots mini

El alcalde de Olmedo ve "sectario" e "intolerable" el "ataque al azúcar con dinero público"

Instalaciones de Acor en Olmedo. ICAL

El alcalde de la localidad vallisoletana de Olmedo, Alfonso Centeno, considera "sectario" intolerable" el "ataque" del Ministerio de Consumo al azúcar a través de una campaña publicitaria sufragada "con dinero público".

El alcalde de la localidad vallisoletana de Olmedo, Alfonso Centeno, considera "sectario" intolerable" el "ataque" del Ministerio de Consumo al azúcar a través de una campaña publicitaria sufragada "con dinero público".

 

A través de un comunicado remitido a Europa Press, Centeno asegura que "atacar a una parte del sector alimentario", como es el azúcar, es "una desfachatez" y hacerlo desde una Administración resulta "improcedente", pero si se hace desde un ministerio y a través de una campaña publicitaria costeada con dinero público es "sectario y, sencillamente, intolerable".

 

El regidor del municipio, que acoge la fábrica azucarera de la cooperativa ACOR, ha manifestado su "protesta, rechazo e indignación" ante la campaña emprendida por el Ministerio de Consumo bajo el lema 'El azúcar mata' y traslado su "apoyo y solidaridad" a todo el sector azucarero y remolachero español, especialmente a los trabajadores y cooperativistas de la firma asentada en su localidad.

 

En este sentido, ha recordado que para Olmedo y su zona de influencia, el cultivo de la remolacha constituye "una actividad esencial en la economía, en el empleo y en la cohesión del territorio", con "cientos de familias que dependen directa e indirectamente de la producción de azúcar", con 4.400 socios, 500 empleados y 7.000 empleos indirectos.

 

En su comunicado, Centeno subrya que el consumo de azúcar, como "cualquier otro producto alimenticio", consumido "en su justa medida", no sólo no es perjudicial, sino que "produce efectos beneficiosos" y "estigmatizarlo de tal manera" es "sectario por intolerante y discriminatorio", más cuando la actual crisis económica derivada de la pandemia y "su mala gestión" amenaza con "recesión y paro abrumadores".

 

"Sólo el desconocimiento o la mala fe pueden ser el germen de esta agresión. Ambas cosas imperdonables", concluye el primer edil, quien pide al ministro, Alberto Garzón, la retirada inmediata de la citada campaña.