El afán de perseverancia del Promyges Rally Team queda demostrado en la quinta etapa

Equipo del Promyges Rally Team antes de salir a la etapa.

Roberto Carranza y Juan Carlos Fernández siguen luchando a brazo partido en un Dakar que no le está poniendo las cosas nada fáciles.

El tesón es el arma principal de Roberto Carranza y Juan Carlos Fernández, del Promyges Rally Team, para sacar adelante un Dakar que día a día les pone inconvenientes en el camino. En esta quinta etapa han avanzado con buen ritmo hasta pasar el kilómetro 200, cuando ya estaban metidos en pleno cordón de dunas.


En ese momento se han visto en la obligación de detenerse tras escuchar un ruido extraño. Al reanudar la marcha, tras 20 minutos revisando el 'buggy', han tenido que emplear otros 20 minutos más en encontrar el paso y el rumbo correcto, lo que les ha retrasado la carrera.


El mayor escollo lo están viviendo con la temperatura. Ya en el kilómetro 280 el vehículo se ha atascado en las dunas y ha tenido problemas derivados de la conducción en los largos cordones de dunas de esta etapa. Según fuentes cercanas, el equipo está tratando de llegar por sus propios medios y están a escasos 10 kilómetros de meta.


El recorrido de mañana, entre Ha'il y Riad, capital de Arabia Saudí, comprende un total de 830 kilómetros, de los que 478 kilómetros son cronometrados. El cambio de paisaje será radical. Además, esta vez la especial será 100% arena y fuera pista.