El adelanto de las rebajas, una evidencia de que la venta está "bastante parada"

Los presidentes de Avadeco y Fecosva inciden en que el adelanto de las rebajas muestra la situación de los comercios que esperan recuperar ventas

La crisis del coronavirus ha hecho que varios establecimientos comerciales hayan decidido adelantar las rebajas una semana para favorecer la venta y el flujo de las compras. Así, desde hace unos días varios comercios de Valladolid han colgado los carteles de las ofertas y se ha podido ver la afluencia de clientes que esperan aprovechar la campaña.

 

Alejandro Petillero, presidente de la  Agrupación Vallisoletana del Comercio (Avadeco), incide en que el adelanto de las rebajas de verano no es más que una evidencia de que la venta está “bastante parada” ya que la situación en los comercios es bastante “tranquila” desde su reapertura hace unas semanas, tras el confinamiento.

 

Este adelanto se produjo, por una parte, por iniciativa de las grandes cadenas, que obligan al pequeño comercio a imitar esta acción. “Las grandes cadenas siempre van por su cuenta y son las que marcan la pauta porque tienen tanta fuerza en el mercado y en la publicidad que al final nos arrastran a todos. Lo que hagan ellos es o que nos vemos obligados a hacer”, señala en este sentido Jesús Herreras, presidente de  la Federación de Comercio y Servicios de Valladolid y Provincia (Fecosva).

 

No obstante, Herreras confiesa que en un año tan distinto como este hubiese sido mejor esperar un poco más: “Hay tiendas que llevan muy pocas semanas abiertas y aún no han colocado la mercancía de temporada porque no les ha dado tiempo, pero en un mercado como el que tenemos, no podemos elegir”.

 

En concreto, en Valladolid, así como en el resto del territorio nacional, cadenas como El Corte Inglés o Inditex fueron las primeras en adelantar las ofertas. Así, algunos comercios locales también decidieron empezar la campaña de rebajas veraniega esta semana.

 

Todo apunta a que los descuentos favorecerán la compra de productos y ayudarán a los comercios a hacer frente a un año con unas rebajas atípicas y una reducción de ventas considerable a causa de la pandemia que ha derivado en una crisis también económica y social, que empuja, aún más, al consumidor a buscar precios asequibles a su bolsillo.

 

 

COMERCIO ONLINE

 

Sin embargo, en esta ocasión las grandes aglomeraciones se verán reducidas por las medidas de seguridad marcadas con motivo de la crisis sanitaria, que obligan a limitar el aforo de los locales al 75%. Esta situación podría impulsar más las ventas online, que ya durante la etapa de confinamiento,  sido la única opción del sector para sobrevivir. 

 

“Ya se notaba el crecimiento de la venta online antes de la pandemia, lo que ha hecho el confinamiento y la situación actual es acelerar el proceso”, apunta Jesús Herreras sobre el auge de las nuevas tecnologías para adquirir distintos productos.

 

Así, son muchos los que consideran que la venta online ha venido para quedarse, pero, por su parte,  Alejandro Petillero insiste en que esta vía no sustituirá a la presencial: “La venta online ha crecido mucho cuando no había otra opción de compra durante el confinamiento, pero al final a todos nos gusta ver, tocar y probarnos las prendas y eso no se puede hacer a través de la pantalla de un móvil”.

 

 

 

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: