Educación aumenta a nueve de cada diez los alumnos que logran graduarse en la ESO

Castilla y León mejora su tasa de graduación en ESO en 3,2 puntos respecto al curso 2011-2012: la tasa de graduación en Educación Secundaria Obligatoria en el 87,1 %, casi nueve de cada diez alumnos de la comunidad se graduaron durante el curso 2015-2016.

Castilla y León sitúa su tasa de graduación en Educación Secundaria Obligatoria en el 87,1 %, es decir que casi nueve de cada diez alumnos de la comunidad se graduaron en ESO durante el curso 2015-2016, 3,2 puntos más respecto al 2011-2012. Este indicador educativo viene a respaldar el último informe ‘Datos y Cifras de la Educación 2015-2016’ que situaba a Castilla y León como la segunda Comunidad con mayor tasa neta de alumnos escolarizados a los 17 años, un 95,1 %.

 

Asimismo, en las últimas cifras de abandono publicadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), es la quinta comunidad con menor tasa abandono escolar temprano, 16,8 %. Con el fin de mantener una tendencia de mejora en dichos indicadores, la Consejería de Educación continuará apostando e innovando en medidas como el Programa para la Mejora del Éxito Educativo, iniciativa que trata de prevenir el fracaso escolar, colocando a Castilla y León a la altura de los mejores sistemas educativos europeos.

 

Prevenir el fracaso escolar es uno de los retos del actual sistema educativo y a su vez un indicador de una enseñanza de calidad. Consciente de ello, la Consejería de Educación ha llevado a cabo, desde el año 2007, una serie de medidas con el fin de facilitar el éxito educativo del alumnado y reducir el riesgo de abandono escolar temprano.

 

De este modo, los indicadores del sistema educativo demuestran una trayectoria de mejora en Castilla y León que se manifiesta en el aumento del porcentaje de titulados en cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria -que se sitúa en el 87,1 % en el curso 2015-2016, frente al 83,9 % del 2011-2012-.

 

De esta forma, Soria (89,6 %), Zamora (88,5 %), Burgos (88,4 %), Salamanca (87,8 %) y Palencia (87,7 %) son las provincias que tienen sus tasas por encima de la media de la Comunidad en todos sus centros. Mientras que Valladolid (85,9 %), León (86 %), Ávila (86,5 %) y Segovia (86,9 %) cuentan con una tasa inferior a la media. 

 

Evolución desde el curso 2011-2012 al 2015-2016 de la tasa neta de graduación en Educación Secundaria Obligatoria por provincia.

 

PROVINCIA

2011-2012

2012-2013

2013-2014

2014-2015

2015-2016

ÁVILA

81,7%

82,3%

81,7%

81,9%

86,5%

BURGOS

85,3%

86,4%

87,2%

87,6%

88,4%

LEÓN

83,7%

84,9%

85,5%

86,4%

86,0%

PALENCIA

82,9%

82,0%

87,6%

83,9%

87,7%

SALAMANCA

86,2%

85,0%

87,0%

87,4%

87,8%

SEGOVIA

83,4%

83,4%

85,4%

86,1%

86,9%

SORIA

87,2%

87,6%

89,1%

89,8%

89,6%

VALLADOLID

83,0%

84,5%

85,3%

84,8%

85,9%

ZAMORA

81,8%

84,1%

84,8%

84,8%

88,5%

CASTILLA Y LEÓN

83,9%

84,6%

85,8%

85,9%

87,1%

 

Una actuación fundamental que la Consejería de Educación está llevando a cabo desde hace ya muchos años es el desarrollo y consolidación en los centros educativos del Plan de Lectura, ya que tanto la lectura como la escritura son instrumentos fundamentales para la adquisición del conocimiento y para el aprendizaje a lo largo de la vida, por lo que, el desarrollo de la competencia lectora es un objetivo prioritario. La lectura es el eje transversal de todas las áreas del currículo y la herramienta indispensable para el aprendizaje de todas las materias. Los resultados obtenidos en evaluaciones internacionales tales como el Informe PISA demuestran que estamos trabajando en la línea correcta y que nuestros alumnos se sitúan por encima de la media de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

 

Para continuar potenciando estos resultados y con el fin de mantener una tendencia de mejora en los indicadores, la Consejería de Educación incluyó en el curso 2013-2014 dos nuevas medidas en el Programa para la Mejora del Éxito Educativo. Por un lado, ‘Apoyo y refuerzo fuera del horario lectivo al alumnado de 4º, 5º y 6º de Educación Primaria’ y, por otro, ‘Impartición de apoyo y refuerzo fuera del periodo lectivo al alumnado de 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria’. Ambas tienen como finalidad conseguir la mejora de resultados escolares en centros que reciben a estudiantes procedentes de contextos socioculturales desfavorecidos, con escasa motivación hacia el aprendizaje y retraso escolar significativo así como facilitar la integración del alumnado y la participación de las familias en el centro.

 

Siguiendo en esta línea durante el periodo 2016-2017 se están desarrollando desde el inicio del curso las medidas ‘Apoyo y refuerzo fuera del período lectivo al alumnado de 4º, 5º y 6º de Primaria’ e ‘Impartición de apoyo y refuerzo fuera del período lectivo a los estudiantes de 1º y 2º de ESO’. Además, durante el mes de julio está previsto que se desarrollen clases extraordinarias -fuera del periodo lectivo- para que los alumnos de cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria puedan preparar las pruebas extraordinarias. Estas medidas contribuyen a que mejore la tasa de promoción del alumnado.

 

 

Resultados de alumnos y valoración de la medida de julio en 4º de ESO

 

Los últimos datos disponibles de la evaluación de los resultados de esta medida, correspondientes al curso 2014-2015, indican que el porcentaje de alumnado inscrito en la medida que aprueba la asignatura de Lengua Castellana y Literatura, es un 14,3 % mayor que el de los no inscritos; y, en el caso de Matemáticas, es un 8,5 % mayor que el de los no inscritos.

 

Esta medida ha contribuido a que un número importante de alumnos/as promocionen, siendo durante el curso 2014-2015, un 16,2% mayor el porcentaje de promoción en los que han participado en ella, frente a los que están en condiciones de participar y no lo hicieron. Tanto las familias como el profesorado valoran positivamente estas clases extraordinarias voluntarias y gratuitas, en concreto, el 91,8 % del profesorado que participa en la medida la considera eficaz y el 73,3 % de las familias confían en la eficacia de la medida.