Ecologistas en Acción pide revisar la ubicación de las estaciones de contaminación atmosférica en Valladolid

Denuncia que en la década pasada el Ayuntamiento movió o suprimió quince puntos que superaban los límites de dióxido de Nitrógeno, una práctica "fraudulenta".

Ecologistas en Acción ha requerido al Ayuntamiento de Valladolid y a la Junta de Castilla y León que revisen la ubicación de las estaciones de control de la contaminación atmosférica en la Comunidad.

 

Además, han denunciado que la década pasada, el Ayuntamiento de Valladolid y la Administración han movido o suprimido quince estaciones que superaban los límites legales de dióxido de nitrógeno y los han situado en zonas sin tráfico.

 

Desde el grupo ecologista han señalado que los medidores de contaminación de Burgos, Palencia, Salamanca y Valladolid se han mantenido en niveles de NO2 "mucho más bajos", alejados del límite legal.

 

En cambio, los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en las ciudades de León y Soria se han acercado esta semana a los registrados en Madrid -ciudad afectada por una elevada contaminación de este gas-, con concentraciones de 206 microgramos por metro cúbico el martes 27 a las 19.00 horas en León, y próximas a 200 microgramos por metro cúbico, límite horario legal, en Soria (197 el lunes a las 20.00 horas y 198 el miércoles a las 19.00 horas).

 

DATOS POCO REPRESENTATIVOS

 

Además, la organización ha destacado que "resulta paradójico" que año tras año sea la ciudad de Soria la más contaminada por el tráfico, a pesar de ser la capital de provincia más pequeña de Castilla y León, una "anomalía" que, según las fuentes, obedece a que la única estación de control de la contaminación soriana está ubicada en la arteria con más tráfico de la ciudad, la Avenida de Valladolid.

 

Sin embargo, Ecologistas en Acción ha denunciado que "este no es el caso" de las estaciones de control de la contaminación del resto de las ciudades de Castilla y León y que los datos de las redes autonómicas y del Ayuntamiento de Valladolid "no resultan representativos" de la contaminación atmosférica en la región, ya que las estaciones de control "incumplen" actualmente las condiciones de implantación de la normativa europea y española porque están localizadas en áreas sin tráfico.

 

De esta manera, sin adoptar medidas urbanísticas ni de movilidad para reducir el tráfico de vehículos, en Burgos, León, Ponferrada, Palencia, Salamanca y Valladolid se ha pasado del "frecuente incumplimiento" de la normativa de calidad del aire a una situación de "aparente mejoría", simplemente al cambiar los medidores a emplazamientos sin tráfico, una práctica que Ecologistas en Acción considera "fraudulenta" e "injustificada" normativa y científicamente, por lo que no considera representativos de la situación real los datos suministrados por las administraciones, en perjuicio de la salud pública.