Ecologistas en Acción critica que la reordenación de líneas de Auvasa solo cumple "uno de los nueve" puntos del Pimussva

Además, ha advertido que "no se puede llevar bajo ningún concepto" el tráfico de todos estos autobuses a una nueva parada en la calle Doctrinos, pues entiende que "no tiene talla" para todas las líneas que deben pasar.

Ecologistas en Acción ha criticado este martes la reordenación de líneas de autobús de Auvasa propuesta por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, pues, como ha asegurado su representante, Javier Gutiérrez, "de los nueve criterios que establecía el Pimussva para el transporte público, sólo se cumple la eliminación de la parada de la Plaza Mayor".

 

Así lo ha señalado Gutiérrez en una rueda de prensa en la que la organización ambientalista ha detallado las propuestas que ha presentado en la fase de alegaciones a la reordenación de líneas de Auvasa.

 

Javier Gutiérrez ha reprochado que, de los nueve criterios que asegura que incluía el Plan Integral de Movilidad Urbana, Sostenible y Segura de Valladolid (Pimussva) para mejorar el transporte público en la ciudad, sólo se cumple el estudio de la eliminación de la parada de autobuses de la Plaza Mayor.

 

Por ello, ha considerado que decir que la modificación de líneas esté "en el ámbito del Pimussva" es "en el mejor de los casos una licencia poética y, en el mejor, una muestra de descoordinación".

 

Sin embargo, el representante Ecologista ha advertido de que esta "principal novedad" de la reordenación no supone una mejora notable en la velocidad comercial, pues afirman que sólo la línea 1 ve reducido "en un minuto" su recorrido, mientras que el resto de líneas, 8, 3, 4 y 6 o bien no presentan variación o incluso aumentan su frecuencia.

 

Asimismo, han advertido de que "no se puede llevar bajo ningún concepto" el tráfico de todos estos autobuses a una nueva parada en la calle Doctrinos, pues entiende que "no tiene talla" para todas las líneas que deben pasar.

 

Así, proponen desviar todos estos recorridos o bien hacia la Plaza de Zorrilla, que quedaría como un "nudo de transporte" con dos grandes paradas en la zona del Paseo -líneas 1, 7, 18 y 19- y en la de María de Molina, donde actualmente está la parada de taxis -líneas 4, 5, 6 y 8-. Además, plantean que la calle Miguel Íscar se configure como una vía prioritaria para transporte público.

 

La eliminación del paso de los autobuses por Ferrari y la Plaza Mayor, debería ir acompañada, según EA, de una mejora del entorno del actual carril bus, para lo cual consideran que se debería "impedir la expansión de las terrazas" situadas en la antigua acera de San Francisco para que la desaparición del transporte público deje una "zona estancial que mejore la calidad ambiental de la plaza".

 

Además, reclaman que se "compense" el alejamiento del transporte público de la plaza con medidas que limiten el uso del vehículo privado, como la anunciada modificación de los accesos al aparcamiento subterráneo para que se sitúen fuera del ágora.

 

En otros aspectos, el representante ecologista ha señalado que para lograr un verdadero incremento de la velocidad comercial se deben instalar de manera "urgente" máquinas canceladoras multilínea en determinadas paradas que se consideran "nudos de comunicaciones", pues se reduce notablemente el tiempo de subida de pasajeros.

 

Por otro lado, piden que se cuantifique una inversión plurianual para mejorar la frecuencia máxima de las líneas, que actualmente es de 60 minutos, a los 45 minutos.

 

En cuanto a reubicaciones de paradas, se habla también de una intervención integral en las de la Plaza España, así como que la calle López Gómez cuente con un carril reservado para autobús y taxi.

Noticias relacionadas