Dura derrota del Recoletas Atlético Valladolid en la cancha de Benidorm
Tribuna mini Saltar publicidad
2 file
Cyl dots mini

Dura derrota del Recoletas Atlético Valladolid en la cancha de Benidorm

Los de David Pisonero cierran la primera vuelta en un encuentro en que los malos 10 últimos minutos de en la primera mitad, condicionaron el resultado final.

El Recoletas Atlético Valladolid cayó en su último partido de la Liga Sacyr Asobal del 2020 en la pista del BM Benidorm. El choque, aplazado en su momento por los casos de Covid-19 en el equipo pucelano, pone fin al periplo de los hombres de David Pisonero en la primera vuelta de la competición.

 

La cita fue dominada por el cuadro local desde el inicio y en la primera parte endosó 24 goles a los gladiadores azules, lo que supuso una dura losa para ellos. Ese problema defensivo se corrigió en la segunda parte pero pese a la gran actuación ofensiva del capitán Diego Camino con 8 goles y de Jorge Serrano con 9, el Recoletas redujo la desventaja pero no llegó a culminar la que habría sido una épica remontada.

 

El Benidorm comenzó en ventaja. Asimilado el 3-0 inicial, el Atlético se asentó en defensa con un efectivo 5:1 y dio réplica ofensiva. De esta forma, superado el minuto 14 los pucelanos tenían equilibrado el choque, 9-9. Pisonero tiró de rotaciones en portería e introdujo a Adrián Fernández y Jorge Serrano, que nada más salir anotó su gol 100 en liga, pero el equipo comenzó a diluirse y la intensidad defensiva decayó. Mientras BM Benidorm comenzó a sentirse de nuevo cómodo en la pista, el portero Terçariol cerró las vías de anotación de los gladiadores azules y los levantinos se despegaron castigando al contraataque de la mano del francés Lignieres y de Mario López, hasta lograr una renta decisiva al descanso, 24-16.

 

El segundo tiempo comenzó por los mismos derroteros y Benidorm llegó a estar 9 arriba a los 5 minutos, pero una mayor actividad defensiva del Recoletas y un fantástico acierto ofensivo, que propició un parcial de 0-5 en los 5 minutos siguientes, acercó a los gladiadores azules, 27-23 min.10. Recoletas volvía a nadar contra corriente pero estaba metido en el partido, la circulación de balón de Benidorm no producía ante la mejor defensa visitante, el equipo podía salir en transición y Diego Camino repartía juego y asumía responsabilidades en anotación junto a Jorge Serrano.

 

Superado el minuto 50 el Recoletas se puso a tres goles pero una doble exclusión acabó por dilapidar sus opciones a pesar de que nunca se dio por vencido y se quedó cerca de dar un susto al cuadro mediterráneo, aunque BM Benidorm acabó llevándose los dos puntos.