Cyl dots mini

Dulce despertar para el Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto (73-67)

Ana Puente / Real Valladolid

El conjunto de Hugo López sumó su cuarta victoria gracias a un buen segundo tiempo ante Cáceres

  • Ficha técnica

(73) Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto: Reed Timmer (13), Martin Paasoja (0), Matej Kavas (10), Nacho Martín (11), Joey van Zegeren (11) -quinteto inicial-. También jugaron: Greg Gantt (3), Daniel Astilleros (1), Melwin Pantzar (12), Sergio de la Fuente (2), Derrik Smits (2) y Antoine Mason (8).

(67) Cáceres Patrimonio de la Humanidad: Jorge Sanz (8), Paco del Águila (0), Sylvester Berg (4), Jeff Xavier (3), Sandi Marcius (13) -quinteto inicial-. También jugaron: Devin Schmidt (15), Fran Cárdenas (2), Roeland Schaftenaar (8), Adrián Usó (-), Ferrán Ventura (12) y Aitor Etxeguren (2).

Parciales: 13-18, 16-16 (29-34 al descanso), 25-13 (54-47) y 19-20 (73-67 final).

Árbitros: Albacete Chamón, Carpallo Miguélez y García Parejo. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga LEB Oro y disputado el domingo 15 de noviembre en el Polideportivo Pisuerga de Valladolid a puerta cerrada.

De menos a más, y sabiendo reaccionar, el Clínica Sur-Aspasia Real Valladolid Baloncesto logró su cuarto triunfo en un partido igualado ante Cáceres Patrimonio de la Humanidad (73-67). Sobre todo tras el descanso, cuando el Pucela despertó, apretó y dio la vuelta a un encuentro que no fue sencillo por las circunstancias, con un Pisuerga vacío.

 

Reed Timmer puso la primera venda (2-3) casi a los tres minutos, tras un mal inicio que permitió a Cáceres ponerse por delante. El desacierto de ambos conjuntos hizo que el marcador reflejara en el ecuador del primer cuarto un extraño 5-7. Pero el Pucela dio un paso adelante para conseguir su primera ventaja de la mano de Derrik Smits (9-7), aunque esta le duró poco.

 

Los visitantes se mostraron más finos en ataque y lograron colocarse cinco arriba, diferencia que mantuvieron al término de primer cuarto (13-18). La charla de Hugo López dio sus frutos, ya que un parcial de 9-4 permitió igualar el choque (22-22) y obligó al Cáceres a pedir tiempo muerto a falta de 6 minutos para el descanso. Acción que surtió efecto en los extremeños, quienes anotaron dos triples y volvieron a tener ventaja (24-28).

 

Apretó los dientes el Real Valladolid Baloncesto y redujo la diferencia a uno (29-30) gracias a un triple de Greg Gantt cuando restaba un minuto para el final del segundo cuarto. Pero esa fuerza se diluyó con dos canastas de Cáceres que le permitieron llegar al descanso con una ventaja de cinco puntos (29-34).

 

La defensa, clave

Con la lección aprendida, el Pucela despertó en el inicio del tercer acto y dio la vuelta a la ventaja rival con un parcial de 10-0 en los primeros tres minutos; gracias en parte a cinco puntos de un Timmer que empezó a calentar motores, al igual que el resto del equipo. Con el punto de mira en el aro y dejando pocas opciones al rival, el Clínica Sur-Aspasia RVB secó a Cáceres para lograr su mayor diferencia hasta el momento (+11) con el 47-36 en el marcador.

 

El equipo extremeño no tiró la toalla y redujo la distancia en el electrónico en la recta final del tercer cuarto (51-44). Jorge Sanz puso a los visitantes a cuatro puntos con un triple, pero Pantzar respondió con otro casi sobre la bocina para mantener el +7 (54-47).

 

El partido entró en el acto definitivo con todo por decidir. Pantzar cogió la batuta y comenzó a repartir su juego, pero un acertado Ferrán Ventura no permitió que el Pucela se fuera en el marcador (65-64), a pesar de la entrada de Timmer para acompañar al sueco. Van Zegeren también apareció para hacerse fuerte en la pintura y forzar un 2+1 que otorgó cierta tranquilidad (68-64).

 

Era el momento de sacar la garra en defensa y los de Hugo López no fallaron. Un tapón de Pantzar y la posterior recuperación resultaron claves para que el Pucela caminase hacia la victoria, con un 72-64 a falta de 29 segundos. El sueco firmó un final de encuentro fantástico, tanto en defensa como en ataque.

 

Cáceres buscó reducir la diferencia, pero solo pudo maquillar el resultado (73-67), que permitió a los blanquivioleta sumar su cuarta victoria en cinco jornadas. Tras el triunfo, el Clínica Sur-Aspasia RVB descansará en la próxima jornada y volverá a la competición el 6 de diciembre, tras el parón por selecciones el fin de semana del 28 de noviembre. En ese regreso visitará al Liberbank Oviedo Baloncesto, en principio, el primer domingo del último mes del año, en el partido correspondiente a la séptima jornada de la LEB Oro.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: