Dragan Isailovic se reinventa durante la pandemia y adapta su negocio al novedoso y divertido 'padbol'

El exjugador del Real Valladolid ha convertido su negocio de fútbol indoor en un lugar donde practicar el padbol, una fusión de pádel y fútbol.

La crisis generada por la pandemia del coronavirus ha hecho que cientos de negocios hayan tenido que cerrar sus puertas y paralizar su actividad. Muchos incluso a día de hoy todavía no han podido reabrir sus negocios como desearían. Uno de estos casos es el de exfutbolista del Real Valladolid Dragan Isailovic que regenta Ingoal, un centro de fútbol indoor que hasta el comienzo del confinamiento iba viento en popa.

 

La prohibición de realizar deportes de contacto y la normativa que exige la distancia mínima de seguridad dejó en fuera de juego a Dragan, pero el serbio estaba preparado para la siguiente jugada y ha encontrado lo que espera que sea la jugada de gol para recuperar la actividad en Ingoal y al menos salvar  el alquiler de la nave.

 

Hay que recordar que este centro de fútbol indoor siempre ha estado muy enfocado a celebraciones, reuniones y cumpleaños, pero con las prohibiciones sobre el deporte de la Junta ahora tan solo está pudiendo hacer entrenamientos individualizados que apenas le permiten generar unos pocos beneficios, por ello el serbio se puso a buscar cómo seguir abierto y ofrecer una nueva experiencia a la gente de Valladolid. Tras mucho tiempo parece haber encontrado la solución definitiva, la instalación de una pista de padbol, un deporte que mezcla el fútbol con el pádel y que está comenzando a expandirse por toda España.

 

Como carta de presentación el exfutbolista ha organizado un torneo con los veteranos del Real Valladolid que inmediatamente probaron el juego se engancharon y ya han comenzado a reservarle la pista para poder jugar más días.  “Es un deporte muy divertido y que estoy seguro que va a tener una gran acogida. Yo he empezado a jugar y estoy enganchado”, asegura Isailovic.

 

El serbio anima a todos a que se acerquen a sus instalaciones a probar este deporte y él mismo se encargará de enseñar las particularidades y normas para poder disfrutar de esta actividad que destaca como "segura y que cumple con todas las medidas sanitarias".

 

NUEVAS ILUSIONES, MISMAS PREOCUPACIONES

 

La instalación de esta pista de padbol es una ilusión para Ingoal, pero no hace olvidar las mismas preocupaciones que tiene ahora mismo. “Tener el padbol es una gran noticia porque nos va a permitir recuperar cierta normalidad y aunque no me va a sacar de pobre, al menos me va a permitir salvar el alquiler de las instalaciones”.

 

Por el momento solo ha pensado instalar una pista aunque no descarta poner más si la cosa va bien, pero espera que todo comience a volver a la normalidad pronto y poder volver a tener todas sus instalaciones a su disposición del público. Mientras sigue planteando a las diferentes autoridades sanitarias variantes con las que poder abrir sus instalaciones ahora que los equipos federados van a poder volver a los entrenamientos. “He solicitado a la Junta que me dejara abrir para clubes federados que quisieran venir a entrenar o bien a celebrar algo. Les he asegurado que solo vendrían equipos y que antes de entrar a las instalaciones les tomaríamos la temperatura y se desinfectarían las zapatillas, pero por el momento la respuesta ha sido negativa”, comenta el serbio mientras no ceja en su empeño de poder abrir sus instalaciones.

 

Si mi negocio cierra, repercutirá en otros. El daño económico puede ser más grave que el propio virus y el deporte está saliendo muy perjudicado de esta pandemia”, concluye con pena.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: