... y pese a las críticas hacia las nuevas calles, Valladolid luce cada día más colorida

Fresas con Nata pinta las calles y murales de la ciudad para impulsar el arte urbano.

Pavimentos pintados o fachadas de edificios han aparecido este verano pintados por toda la ciudad de Valladolid. La gente se pregunta quién está haciendo esto, lo que no saben es que todo lo promueve un mismo colectivo. Y que cada vez serán más las calles que amanecerán un día pintadas ante los ojos de cientos de curiosos. ¿Quieres saber cuáles son las calles que serán pintadas? ¿El por qué de esta iniciativa? 

 

El Colectivo Fresas con Nata es una escuela de baile que pretende enseñar todas las modalidades del arte urbano, una de ellas es la pintura. Este colectivo ya es conocido por su intervención en los pavimentos de las calles peatonalizadas como son Regalado, Constitución y Menéndez Pelayo, que ya han recibido críticas, eso sí, por haberse desgastado rápidamente.

 

Su trabajo está expuesto a la opinión pública, pero lo que parece innegable es que embellecen la ciudad un poco más cada día. Ahora están realizando el proyecto llamado Distrito Vertical, “un proyecto de revitalización urbana”.

 

Juan Pardo, director del proyecto, cuenta que la iniciativa recién presentada por el Ayuntamientoes una solución novedosa para la ciudad, va a ser una acción muy acogida por los ciudadanos”. No obstante, hay muchas personas que no piensan igual que él y ven esto como “un despilfarro de dinero”, Pardo dice que tienen que asimilarlo para que la aceptación sea total, así lo confirma también su compañero Jonatán Viejo: “las iniciativas que son rompedoras siempre tienen una primera fase en las que hay que asimilarlas”.

 

En colaboración con el Ayuntamiento de Valladolid, que les cede los espacios, ellos están llevando a cabo la segunda edición de Distrito Vertical en distintas calles entre el Barrio España y San Pedro Regalado: Calle Costa Dorada, Montaña y Serranía de Ronda... todas ellas han sido pintadas o están en proceso. Todo llegará.

 

Para esta segunda edición se presentaron ochenta propuestas y durante este verano se irán exponiendo las obras elegidas, cuatro de ellas estarán en Barrio España. Además, los artistas han tenido en cuenta las propuestas de los vecinos del barrio, así el artista madrileño Taquen, diseñador de la obra de Costa Dorada, tuvo en cuenta que el barrio surgió de la migración desde el campo hacia la ciudad.

 

Esta iniciativa también atraerá turismo a la ciudad, ya que los amantes del arte podrán seguir diversas rutas para poder ver todos los murales y pavimentos, que en total suman 17 coloridas obras dignas de ser vistas.

 

Año tras año, con iniciativas como estas, se podrá ver un Valladolid mucho más colorido y nada sombrío, pudiendo comparar a la ciudad con otras grandes que llevan el arte urbano en todos sus rincones, como son New York o París, entre muchas otras.

Noticias relacionadas