Dos peritos declararán que el importe de las obras pagadas a Samaniego eran ajustados

La juez del caso ha fijado para el próximo día 19 de enero una nueva prueba testifical.

La juez del 'Caso Samaniego' ha fijado para el próximo día 19 de enero una nueva prueba testifical, en este caso relativa al interrogatorio de dos peritos que, por encargo del principal investigado, el ex jefe del Centro de Mantenimiento, Luis Alberto Samaniego, emitieron un informe que vendría a desdecir los sobrecostes que el Servicio de Intervención Municipal le imputa haber percibido por determinadas obras.

 

La citación de ambos técnicos, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas, se produce precisamente a propuesta del propio Luis Alberto Samaniego, quien el pasado día 14 de octubre, tras prestar su segunda declaración como investigado por estos hechos, aprovechó para acusar al Servicio de Intervención Municipal de "manipular" informes de valoración de obras con el propósito de perjudicarle en la investigación.

 

Sus críticas se centraron en los, a su juicio, ocultos intereses del Consistorio, personado en la causa como acusación particular, tras denunciar el carácter contradictorio de esos informes elaborados por técnicos municipales con los emitidos por dos peritos a instancia de su defensa.

 

Los técnicos que serán interrogados el día 19 de enero, P.M.F. y V.M.R, han sido citados por la juez a fin de que se ratifiquen en los informes por ellos realizados, que vendrían a indicar que las cantidades cobradas por Samaniego por la realización de distintas obras eran ajustados.

 

Tales informes entrarían en contradicción con los facilitados a la juez por el Servicio de Intervención Municipal y que exploran más de doscientas facturas emitidas a las empresas de los Samaniego por distintas obras y servicios entre 2013 y 2014.

 

En un primer informe de los técnicos municipales se rastrearon 13 facturas de 2013, en el que se detectaron supuestas irregularidades en siete de ellas, y en un segundo mucho más extenso se cotejaron un total de 140 del citado ejercicio y otras 70 de 2014.

 

PERJUICIO DE 260.000 EUROS PARA EL CONSISTORIO

 

Los tres aparejadores municipales autores de los informes -visitaron 'in situ' las obras-concluyeron que el perjuicio sufrido por las arcas municipales, sólo en estos dos ejercicios computados, superaron los 260.000 euros como consecuencia de los costes aplicados por las empresas del grupo, que excedían el 20 por ciento del precio máximo tomado como referencia.

 

El cotejo de facturas, a pesar de que la investigación judicial se centra en el periodo entre 2000 y 2014, únicamente abarca los dos últimos años debido a la imposibilidad material de revisar la totalidad de los contratos suscritos con el grupo de empresas de Luis Alberto Samaniego, de ahí que el perjuicio patrimonial causado a las arcas municipales podría superar con creces los 260.000 euros.

 

Se da la circunstancia de que los informes de Intervención también sostienen que en el caso de dos obras concretas los Samaniego cobraron las facturas sin haber ejecutado las obras.

 

Los últimos interrogatorios del caso se produjeron el pasado día 14 de octubre en las personas del exjefe del Centro de Mantenimiento, Luis Alberto Samaniego, su hijo Luis Javier, el primo del primero y expresidente de la Asociación Vallisoletana de Empresarios de la Construcción (Aveco) en la década de los 80, Antonio Bernardo Samaniego, y el contable del grupo de empresas de la familia, Miguel Ángel Rodríguez Patín, todos ellos.

 

Todos ellos declararon como investigados y por segunda vez desde que se abrieran las presentes diligencias, además de que también testificó el interventor municipal, Rafael Salgado, pero este último por vez primera y en calidad de testigo.

 

A los investigados y sus empresas se les atribuye haberse beneficiado de la adjudicación de obras y servicios municipales por importe de 11,2 millones de euros en el periodo de 2000 y 2014.