Dos manifestaciones en defensa de los derechos LGTBI+ recuerdan a Javier, la Eli, este fin de semana

Manifestación LGTB en Valladolid. Imagen de archivo.

La Fundación Triángulo ha convocado para el viernes 19, mientras que el resto de asociaciones se han unido en una marcha el sábado. Ambas partirán desde Fuente Dorada, en el centro de Valladolid.

Dos manifestaciones recorrerán este fin de semana Valladolid en defensa de los derechos LGTBI+ y en recuerdo de Javier, la Eli, asesinado tras ser agredido en la calle.

 

El día 19, viernes, la Fundación Triángulo bajo el lema 'No más agresiones, no más violencia, sí a los derechos LGTB+' ha convocado una marcha con salida en la plaza Fuente Dorada a las 20 horas. A través de sus redes sociales han compartido fotografías del fallecido, quien pasó varios meses inconsciente en la UCI antes de su muerte, y mensajes de cariño hacia sus hermanos y amigos. 

 

Por su parte el sábado 20, también desde Fuente Dorada pero a partir de las 19:30 horas, ATC Rainbow  organiza una manifestación que recorrerá el centro de la ciudad para concluir en Portugalete dos horas más tarde. Con esta marcha colaboran 13 asociaciones más quienes, en "homenaje a Javier la Ely", defienden el lema 'Stop LGTBIfobia, por la despatologización trans'.

 

Javier, varón de 59 años, fue agredido en la madrugada del 12 de agosto en las inmediaciones del Vallsur cuando regresaba a su casa. Los hechos se encuentran bajo secreto de sumario y, por el momento, hay una persona acusada, un menor que se entregó ese mismo día. La víctima ingresó en la UCI del Rio Hortega con lesiones severas e inconsciente, estado en el que permaneció hasta su fallecimiento el 22 de septiembre.

 

Las cámaras del centro comercial grabaron los hechos pero las imágenes quedan en el ámbito de la investigación y solo han podido verlas los médicos que atendieron al paciente. La Policía continúa con sus pesquisas para esclarecer el motivo de la agresión fatal.

 

Javier, la Eli o Eléctrica, destacó por ser un icono en el Valladolid de los años 80 y 90. Según destacan sus familiares y amigos, una persona muy querida gracias a su carácter afable, su simpatía y la alegría que transmitía. También apuntan sobre él que logró liberarse del peso de las etiquetas sobre la sexualidad, por lo que fue un símbolo y un ejemplo para muchas personas en unos años donde este tema era un tabú.

Noticias relacionadas