Dos huesos duros para el Universidad de Valladolid y el Unión Arroyo este sábado

Imagen de un partido entre el Uni y el Arroyo. SERGIO SANZ

Los de Kike Molina visitan al Tres Cuñados (18:30 horas), segundo clasificado, y los de Félix Martínez reciben al Cidade de Narón (18:00 horas), que también ocupa la zona noble de la clasificación.

Por fortuna para el Universidad de Valladolid, la competición en el Grupo I de Segunda B no se detiene tras la derrota de la semana pasada. El mal resultado cosechado ante el Ventorrillo debe hacer que los de Kike Molina se pongan las pilas para no abandonar un tren en el que, pese a todo, se mantienen.

 

Con el objetivo de afianzarse en él y de acercarse al segundo puesto, el Uni se desplaza este sábado para jugar en la pista del Tres Cuñados, que cuenta con 30 puntos -4 más que el conjunto vallisoletano-. Por lo tanto, se le presenta una oportunidad de ‘2x1’ que no puede dejar escapar.

 

El equipo universitario viajará con doce jugadores, por lo que el técnico segoviano tendrá que descartar a uno antes de emprender el viaje al Barco de Valdeorras (Orense). “La semana ha transcurrido con las sombras de Ventorrillo, de todo lo que no hicimos bien. A ver si podemos arreglarlo y solucionar el entuerto allí”, explicó Molina.

 

El entrenador conoce la gran virtud de su rival, que acumula siete victorias y dos empates como local y llega a esta jornada 18 sin conocer la derrota en su feudo. “Es un partido muy duro y difícil contra un equipo muy fuerte en casa e incómodo, aseguró.

 

De esta manera, los Bruno, Dilín, Corzo, Maelo y demás componentes del equipo gallego tratarán de mantener su buena racha en su campo. Al contrario que el Uni, que buscará romper la mala dinámica de resultados cosechados en las últimas cuatro jornadas, en las que solo pudo sacar un empate -el 5-5 contra Cuéllar-.

 

Advertidos de la dificultad del rival, que muestra su mejor cara en casa y que en la primera vuelta ya sucumbió en Fuente la Mora por 2-5, los de Kike Molina quieren demostrar su verdadero potencial. Esta es una buena oportunidad para ello y para dar un pequeño paso hacia la Copa del Rey, competición que disputan los tres primeros clasificados del grupo.

 

Sin descanso de victorias

 

Los dos triunfos consecutivos del Unión Arroyo han de tener continuidad para salir de la zona baja. Ya ha comprobado que sus rivales directos no se lo pondrán fácil para abandonar el último puesto que marca el descenso, por lo que debe seguir trabajando y cumpliendo con su trabajo: ganar.

 

En esta jornada regresa a casa para jugar este sábado (18:00 horas) contra el Cidade de Narón, que tiene los mismos puntos que el Universidad de Valladolid (26). No será sencillo para los de Félix Martínez, pero tampoco imposible. Lo demostraron el pasado fin de semana en la cancha del Albense, donde se impusieron por 3-5.

 

Con el Leis Pontevedra a tres puntos y el Ventorrillo a dos, el Arroyo no puede permitirse muchos tropiezos de aquí a final de temporada para mantenerse en Segunda B.