Dos ciudadanos chinos se intercambian en un examen para recuperar el carné de conducir en Valladolid

La Guardia Civil investiga a estas dos personas por falsedad documental y a otro de ellos por un delito contra la seguridad vial ya que conducía sin puntos en el carné.

La Guardia Civil de Valladolid Investiga a dos personas de nacionalidad china como presuntas autores de un delito de falsedad documental y a uno de ellos también contra la seguridad vial, después de que uno de ellos suplantara al otro en el examen teórico para recuperar el carné cuya totalidad de puntos había perdido, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

 

Los investigados, Y.A, varón de 44 años y vecino de la localidad de Laguna de Duero, y L.J, de 41 y vecino de Madrid, se suplantaron en el aula de exámenes de la Jefatura Provincial de Tráfico de Valladolid en la prueba teórica para la recuperación de la autorización para conducir clase - B- cuya vigencia había caducado al primero de ellos, por pérdida total de los puntos asignados.

 

De los hechos, por el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico ( GIAT ) del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Valladolid, se instruyen las correspondientes diligencias por los delitos citados.

 

El suceso se produjo el día 27 de agosto en el aula de exámenes de la Jefatura de Tráfico de Valladolid, y se inician a raíz del control que el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil lleva a cabo a aquellos alumnos convocados a examen para la obtención de la autorización para conducir por primera vez, y aquellos igualmente convocados para la recuperación de la autorización cuya vigencia ha caducado por agotar todos los puntos asignados.

 

El ciudadano chino que se presentó al examen y lo realizó levantó dudas razonables de que pudiera no tratarse de la persona realmente convocada a la prueba, si bien se le permitió realizarla por si a pesar de las dudas fuera realmente el convocado.

 

Finalizado el examen, los componentes del GIAT comprobaron que el documento ( N.I.E.) con el que se identificó y realizó el examen secorrespondía con la identidad de otro ciudadano chino, tras haber sido plenamente identificados ambos ciudadanos, admitiendo haber llevado a cabo la suplantación de identidad.

 

Una vez corroborada la suplantación, ambos son investigados como autores de un supuesto delito de falsedad documental, cuya pena en un examen de conducir puede oscilar entre los seis meses a tres años de prisión y multa de seis a 12 meses, ya que podría tratarse de un delito de falsedad documental o de usurpación del estado civil, ambos recogidos en el Código Penal.

 

Se da la circunstancia que unas dos horas después de finalizadas las actuaciones con los investigados, el ciudadano suplantado, que había perdido la vigencia de la autorización para conducir, fue nuevamente sorprendido conduciendo en Valladolid capital, motivo por el que es nuevamente investigado, esta vez por un delito contra la seguridad vial.