Dos camioneros de Valladolid atrapados en Reino Unido: “Explícale a una niña de 6 años que no puedes llegar a casa en Navidad”
Cyl dots mini

Dos camioneros de Valladolid atrapados en Reino Unido: “Explícale a una niña de 6 años que no puedes llegar a casa en Navidad”

Varios transportistas de la empresa vallisoletana Janocargo se encuentran atrapados en el Eurotúnel: "es un secuestro", afirman. 

El cierre del Eurotúnel ante la detección de una nueva cepa el coronavirus mantiene miles de camiones atrapados en las carreteras de Francia y del Reino Unido. Algunos de estos transportistas proceden de Castilla y León, y a solo unas horas para las celebraciones de las fiestas navideñas, no tienen nada claro que puedan llegar a tiempo para festejar estos días con sus familias. “Eso es lo más duro”, reconoce a la Agencia Ical Heribaldo Pereira, quien asegura que aún no le ha planteado esa posibilidad a su hija de seis años. “Explícale que no puedes llegar a casa en Navidad”, lamenta. 

 

Ese aspecto se hace especialmente complicado cuando este transportista de origen brasileño pero residente en Valladolid modificó los turnos de trabajo para poder estar en Navidad en casa, por lo que acumula ya tres semanas fuera de casa. “Lo llevo fatal” porque reconoce que su hija no se despista sobre el momento en el que su padre llegará a casa. “Veo la cosa mal porque no van a cerrar las fronteras dos días, será un mínimo de 14 días”, asevera. 

 

Heribaldo trabaja para la empresa Janocargo, ubicada en Zaratán (Valladolid), que cuenta actualmente con siete transportistas atrapados ahora mismo en el Reino Unido. En la actualidad está atrapado en la zona perimetral del norte de Londres, algo parecido a “la M-50 en Madrid”. La semana pasada salió de la capital de España, y se encuentra en un aparcamiento de camiones porque, de lo contrario, podría ser sancionado porque “aquí no permiten aparcar en la calle, no se puede”. 

 

Aunque es difícil, porque el tiempo pasa y al ampliar la estancia “la ropa se va acabando”, las tecnologías ayudan a pasar mejor el tiempo. “Tengo algunos entretenimientos, un portátil y llamando a casa” para salvar las distancias porque “el resto, de momento, se va salvando”, asevera. 

 

En una situación muy similar se encuentra Krasimir Dimitrov, empleado de la misma empresa, de origen búlgaro pero residente también en Valladolid desde hace muchos años. Lleva dos días parado en la zona de Londres y el tiempo “se hace largo”, lo que se intenta aliviar tomando café y hablando con otros compañeros procedentes de todo el mundo que están en la misma situación. “La rutina es la de conducir y hacer descanso, pero cuando estás parado, se te rompe esa cadena y ya no estás cómodo”, añade. 

 

Hace la ruta entre Madrid y Londres para transportar cubos de basura. “Nos ha sorprendido todo y no se puede pasar hacia abajo” lo que ha truncado las expectativas de poder pasar la Navidad en Valladolid, ya que hasta ahora estaba todo pensado para que así fuera. “Estamos retenidos en una gasolinera donde estamos pagando por el estacionamiento, así que costará dinero a mi empresa”, asegura. El aspecto logístico también se ve alterado porque “no vamos a llegar a cargar y a descargar” lo que supone igualmente un gasto de dinero además de que genera “bastantes nervios” si bien apuesta por “tomarlo con calma”. 

 

Es un secuestro

 

Así lo califica Ramón Jano, el propietario de la empresa Janocargo, quien defiende que tenía que haberse avisado con cierta antelación del cierre para así haber acelerado la salida de estos transportistas para que pudieran estar en su casa, sobre todo en unas fechas tan señaladas. “Hay que dar un tiempo para salir, porque no se puede decir que se corta y dejar a estos hombres secuestrados”, denuncia. 

 

La empresa vallisoletana transporta habitualmente libros, pero sobre todo contenedores de plástico y ahora también moldes para una fábrica nueva. Con siete transportistas atrapados, la empresa está buscando “alternativas” para que los trabajadores puedan volver a casa de la manera que sea. El planteamiento pasa, bien por que se les permita circular “sin que toquen suelo más que para hacer un pis”, de forma que no habría contacto alguno, e incluso dejar los vehículos en los aparcamientos, bien sea en la parte inglesa o en la francesa, y dejar que la gente salga para volver a casa. 

 

“Estamos presionando para que les dejen hacer una PCR rápida” y no tengan que hacer cuarentena en el Reino Unido, sino que la puedan hacer en España porque “estamos en fechas de quedarse encerrados en casa con las familias”. Ramón Jano pide también a las administraciones, que hasta ahora han dicho estar moviendo hilos para solucionar esta situación, que adopten “medidas contundentes” para traer a casa a estos trabajadores. “Luego que se hagan las pruebas o el aislamiento que sea necesario, pero que no se les deje tirados”, sentenció.