Dos años de okupación; La Molinera sopla dos velas en el Hotel Marqués de la Ensenada
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Dos años de okupación; La Molinera sopla dos velas en el Hotel Marqués de la Ensenada

Imagen compartida por La Molinera en sus redes sociales por su segundo aniversario.

Todo este tiempo ha transcurrido sin incidentes y con el centro totalmente reformado por sus ocupantes, quienes pronto volverán a la actividad tras la pandemia

“Centro social okupado, nacido el 29/6/2018 sobre los escombros de la fábrica de harinas La Perla y el hotel de lujo El Marqués de la Ensenada”. La biografía del Centro Social La Molinera en sus redes sociales habla por sí sola. Nada más y nada menos que dos años de okupación que parecen todavía más tiempo debido a la continua actividad que ha tenido el espacio desde entonces. Más de 700 días en los que pese a los temores iniciales ha imperado la falta de incidentes y sí han proliferado las actividades sociales y culturales.

 

El propio colectivo ha emitido un comunicado para soplar de manera reivindicativa las velas y, al mismo tiempo, para hacer ver que pronto volverán a la carga tras la pandemia del coronavirus, siempre con medidas sanitarias de rigor. “El 29 de junio de 2018 presentamos frente al destartalado Hotel uno de los proyectos de autogestión más ilusionantes y ambiciosos desarrollados en nuestra ciudad. Una treintena de [email protected] llevábamos meses reuniéndonos cada semana y organizando metódicamente la okupación y rehabilitación del edificio que albergaría el proyecto de La Molinera”.

 

Efectivamente, así fue. Tras la bancarrota del propietario del espacio, la fulgurante despedida de todos los empleados y la posterior fuga, llegaron los saqueos al edificio. En apenas unos meses lo que había sido un hotel de cinco estrellas casi en pleno centro de Valladolid, en la Avenida de Salamanca, se transformó en un lugar que parecía destinado a caer en el olvido. Pero no fue así.

 

“Por aquel entonces el futuro del proyecto era una incógnita, pero siguió adelante y consiguió materializarse estrictamente como se había ideado, un buen ejemplo de que la voluntad organizada no tiene límites”. Esta es precisamente una de las claves de La Molinera. Antes de arrancar con la actividad social y cultural, se llevó a cabo una ardua tarea de renovación del edificio con unas marcadas normas y pautas dejando patente que, quien no cumpliera, debería marcharse.

 

El Ayuntamiento por su parte ha mantenido siempre una actitud prudente al respecto. Conscientes de que sin denuncia del propietario –desaparecido por las deudas- poco o nada se puede hacer, se ha optado por el silencio. El colectivo se ha reunido en varias ocasiones con los diferentes grupos municipales del Consistorio a finales de la legislatura pasada para hacerles ver que su afán no es destructivo. Al contrario. Que lo que se pretende es mantener cuidado y aseado un declarado Bien de Interés Cultural como es el Marqués de la Ensenada.

 

POLÉMICAS

No ha estado del todo exento de polémicas el espacio, en todo caso. El Partido Popular llegó a acusar a La Molinera de enganchar un cable a la toma corriente de una farola para aprovechar la electricidad pública, un punto del que nunca se volvió a hablar ante la falta de pruebas. La realidad es que a día de hoy, y desde noviembre de 2018, apenas unos meses después del comienzo, el edificio funciona por medio de un sistema fotovoltaico conseguido gracias a una recaudación de 6.000 euros de gente voluntaria de Valladolid que valoró y apostó por el proyecto.

 

Desde entonces se han celebrado de manera habitual talleres de autodefensa, jornadas feministas, asambleas y actividades culturales y cuestiones reivindicativas de todo tipo, desde el mismo momento en el que se terminó la rehabilitación. Ahora esperan a que las aguas del coronavirus vuelvan a su cauce para volver a abrir sus puertas, “respetando escrupulosamente las medidas sanitarias”. ¿Esto va para largo? Vista la ausencia total del dueño del lugar, parece que sí.