Dos años de okupación; La Molinera sopla dos velas en el Hotel Marqués de la Ensenada

Imagen compartida por La Molinera en sus redes sociales por su segundo aniversario.

Todo este tiempo ha transcurrido sin incidentes y con el centro totalmente reformado por sus ocupantes, quienes pronto volverán a la actividad tras la pandemia

“Centro social okupado, nacido el 29/6/2018 sobre los escombros de la fábrica de harinas La Perla y el hotel de lujo El Marqués de la Ensenada”. La biografía del Centro Social La Molinera en sus redes sociales habla por sí sola. Nada más y nada menos que dos años de okupación que parecen todavía más tiempo debido a la continua actividad que ha tenido el espacio desde entonces. Más de 700 días en los que pese a los temores iniciales ha imperado la falta de incidentes y sí han proliferado las actividades sociales y culturales.

 

El propio colectivo ha emitido un comunicado para soplar de manera reivindicativa las velas y, al mismo tiempo, para hacer ver que pronto volverán a la carga tras la pandemia del coronavirus, siempre con medidas sanitarias de rigor. “El 29 de junio de 2018 presentamos frente al destartalado Hotel uno de los proyectos de autogestión más ilusionantes y ambiciosos desarrollados en nuestra ciudad. Una treintena de [email protected] llevábamos meses reuniéndonos cada semana y organizando metódicamente la okupación y rehabilitación del edificio que albergaría el proyecto de La Molinera”.

 

Efectivamente, así fue. Tras la bancarrota del propietario del espacio, la fulgurante despedida de todos los empleados y la posterior fuga, llegaron los saqueos al edificio. En apenas unos meses lo que había sido un hotel de cinco estrellas casi en pleno centro de Valladolid, en la Avenida de Salamanca, se transformó en un lugar que parecía destinado a caer en el olvido. Pero no fue así.

 

“Por aquel entonces el futuro del proyecto era una incógnita, pero siguió adelante y consiguió materializarse estrictamente como se había ideado, un buen ejemplo de que la voluntad organizada no tiene límites”. Esta es precisamente una de las claves de La Molinera. Antes de arrancar con la actividad social y cultural, se llevó a cabo una ardua tarea de renovación del edificio con unas marcadas normas y pautas dejando patente que, quien no cumpliera, debería marcharse.

 

El Ayuntamiento por su parte ha mantenido siempre una actitud prudente al respecto. Conscientes de que sin denuncia del propietario –desaparecido por las deudas- poco o nada se puede hacer, se ha optado por el silencio. El colectivo se ha reunido en varias ocasiones con los diferentes grupos municipales del Consistorio a finales de la legislatura pasada para hacerles ver que su afán no es destructivo. Al contrario. Que lo que se pretende es mantener cuidado y aseado un declarado Bien de Interés Cultural como es el Marqués de la Ensenada.

 

POLÉMICAS

No ha estado del todo exento de polémicas el espacio, en todo caso. El Partido Popular llegó a acusar a La Molinera de enganchar un cable a la toma corriente de una farola para aprovechar la electricidad pública, un punto del que nunca se volvió a hablar ante la falta de pruebas. La realidad es que a día de hoy, y desde noviembre de 2018, apenas unos meses después del comienzo, el edificio funciona por medio de un sistema fotovoltaico conseguido gracias a una recaudación de 6.000 euros de gente voluntaria de Valladolid que valoró y apostó por el proyecto.

 

Desde entonces se han celebrado de manera habitual talleres de autodefensa, jornadas feministas, asambleas y actividades culturales y cuestiones reivindicativas de todo tipo, desde el mismo momento en el que se terminó la rehabilitación. Ahora esperan a que las aguas del coronavirus vuelvan a su cauce para volver a abrir sus puertas, “respetando escrupulosamente las medidas sanitarias”. ¿Esto va para largo? Vista la ausencia total del dueño del lugar, parece que sí.

Comentarios

TEqui 01/07/2020 16:08 #9
Okupar un hotel ahora es un acto social, apropiarse por la fuerza de los edificios históricos de la ciudad y con el beneplácito del ayuntamiento, y si yo quiero hacer otra obra social, entro y los hecho a palos y puedo montar mi obra social? eso no, claro, como son grupos que apoyan al ayuntamiento, los votos importan...pues a ver si espabiláis porque PSOE ahora es PODEMOS Tu vas a hacer una obra, y te pide el ayuntamiento una licencia de obra, pero si eres un okupa y remodelas un hotel a tu antojo, el ayuntamiento calla, tampoco paga IBI, eso para los buenos ciudadanos, la luz, pues la roban, como el agua, ya lo pagamos todo nosotros.. eso abandera el ayuntamiento, Okupar y que paguen impuestos los paletos.... Eso lo único que es, es un nido de delincuentes, drogas y violencia...
Yo 01/07/2020 14:59 #8
Sobre estas mismas líneas hay noticias relacionadas con el mismo tema de esta, una de ellas datada el 19/11/18 dice que ya disponían de 6000€ para colocar unas placas solares para autoabastecerse de electricidad, hoy a día 1/7/20, más de año y medio después, no hay ninguna placa solar instalada, y yo me pregunto: que fue de esos 6000€? Quien se los quedo? En qué se gastaron? Por que recuerdo también otras noticias meses después, donde decían que para principios del año 2019 instalarían esas placas fotovoltaicas, que ya disponían del montante íntegro del dinero para ello. Pero claro ahora a celebrar el 2º aniversario de un delito de allanamiento de propiedad privada, pagado con las “donaciones” que se hicieron para otro fin distinto, eso se llama malversación de fondos, otro delito a sumar, pero como no hay registro de nada ni es nada legal lo que en ese edificio se hace pues no consta en ningún lado, y algunos aún siguen aplaudiendo los delitos, Bravo.
Jetas 01/07/2020 13:51 #7
Que proliferan las actividades sociales dice... Mucho mucho al principio, pero luego ya nada...bonita excusa para usar un edificio que no es suyo. Lo de dar las "gracias" de algunos porque si no, el edificio estaría abandonado y en pésimas condiciones...que lo compren y lo arreglen ellos tanto que dicen... anda que no ha habido edificios abandonados en el mundo pero no se usan con la excusa de "realizar actividades sociales"... Por mucho que lo quieran defender esto solo tiene una palabra: JETAS
Bº La Victoria 01/07/2020 09:13 #6
Gracias a la Molinera todavía pervive un edificio que iba camino de la degradación y deterioro más absoluto. Parece que nadie se acuerda de los incendios, tráfico de drogas y otros problemas que tenía este edificio tras el abandono del empresario hotelero (por cierto, ¿lo ha pillado ya Hacienda?)
Claro que si 01/07/2020 08:52 #5
Estoy tranquilo, si quiebra mi empresa, lo primero que haré será dejar de pagar a mi casero y quedarme de ocupa, el alcalde me defenderá. Lo haré sin romper ni molestar, eso me dará derecho a okupar
Vallisoletano 30/06/2020 20:54 #4
Ese inmueble no es suyo. Y por mucho que esté abandonado no les da derecho a ocuparlo. Conozco inmuebles mucho peores y nadie se mete allí. La izquierda siempre permisiva con estas cosas
Vitoria 30/06/2020 20:53 #3
Dos años de vergüenza y de impuestos que otros hemos tenido que pagar mientras aquí los mimados del ayuntamiento socialcomunista viven a cuerpo de presidente de la republica. Muy aleccionador para los vallisoletanos: patada en la puerta y hasta adentro; dejen de trabajar, que no merece la pena. Y los medios aplaudiendo. Qué huev... más grandes tenéis!
Lector 30/06/2020 19:11 #2
Felicidades al colectivo "La Molinera". Ni han robado, ni han privatizado, ni han quebrado, ni se han endeudado. Piensa el ladrón que todos son de su condición... Pues no.
akl 30/06/2020 18:49 #1
gracias al colectivo, el edificio esta en optimas condiciones, si no fuera por ellos a saber como estaba

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: