Donald Trump se niega a decir si reconocerá la victoria de Hillary Clinton a la que llama "repugnante"

Hillary Clinton y Donald Trump durante el tercer debate para las elecciones

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, se ha abstenido este miércoles de confirmar si aceptará el resultado de las elecciones a la Presidencia de Estados Unidos, que se celebran el próximo 8 de noviembre, porque ya ha dejado claro que para él son "elecciones amañadas". 

"Ya lo veré cuando llegue el momento", ha señalado Trump, al hablar sobre lo que el republicano cree que son unas elecciones amañadas en su contra. "Te mantendré en suspenso", ha señalado.

 

Tras las palabras de Trump, negándose a reconocer si aceptará los resultados de los comicios, Clinton ha señalado que lo que en realidad está haciendo es "denigrando" la democracia estadounidense. "Me siento aterrada de que alguien que está nominado por uno de los dos grandes partidos (a la Casa Blanca) tome esta posición", ha afirmado.

 

Durante el último debate ambos han discutido sobre diferentes aspectos, entre ellos la deuda nacional --que en 2015 representa el 105 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB)--, la filtración de correos de WikiLeaks, la situación en Siria y la inmigración, la Segunda Enmienda y el derecho a la tenencia de armas, Rusia o la polémica sobre las acusaciones por agresión sexual contra Trump.

 

En este sentido, Trump ha insistido en que la publicación de diferentes declaraciones de mujeres que aseguran que fueron víctimas de actitudes inapropiadas durante los últimos años por el ahora candidato a la presidencia es una estrategia de Clinton para desacreditarlo de cara a las elecciones. No obstante, la ex secretaria de Estado ha señalado que el republicano cree que desprestigiando a las mujeres él se convierte en alguien "más grande".

 

Según el candidato republicano, detrás de los actos violentos en sus mítines está la mano de Clinton y su equipo. En varias ocasiones se refirió Trump a ella para intentar explicar "los desastres" que ocurren en EEUU, en Irak o en Siria. El magnate afirmó que las mujeres que le habían acusado en los últimos días de abuso sexual estaban relacionadas con Clinton.

 

Mientras la ex secretaria de Estado respondía a una de las preguntas del moderador sobre el fondo de la seguridad social y su intención de subir los impuestos a los ricos -si Trump no consigue librarse de ello, añadió-, el empresario no pudo contenerse. "Qué mujer más repugnante", dijo.

 

MARIONETA DE PUTIN

 

Otro de los aspectos que han resaltado del debate han sido las declaraciones sobre la relación entre el republicano y el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

 

Clinton ha calificado a Trump como una "marioneta" del ruso, y le ha pedido que condene lo que ha definido como un intento por parte de Moscú de utilizar los ciberataques para influir en favor del republicano de cara a las elecciones.

 

Sin embargo, el magnate ha asegurado que Putin no tiene respeto "ni por Clinton ni por el presidente, Barack Obama", sugiriendo que él sería mejor opción para alcanzar la Presidencia. "Eso es porque preferiría tener una marioneta como presidente de Estados Unidos", ha replicado la es secretaria de Estado, a lo que Trump ha contestado: "No, tú eres la marioneta". "Eso es porque preferiría tener una marioneta como presidente de Estados Unidos", ha replicado la es secretaria de Estado, a lo que Trump ha contestado: "No, tú eres la marioneta".

 

Acto seguido, si bien ha señalado no es su "mejor amigo", ha reconocido que Putin ha dicho "cosas buenas" sobre él, y que sería bueno si Washington y Moscú trabajaran juntos en la lucha contra el autodenominado Estado Islámico.

Noticias relacionadas