Disfruta del turismo rural sin salir de la provincia
Cyl dots mini
Poste izquierdo file

Disfruta del turismo rural sin salir de la provincia

Castillo de Peñafiel

Si te gusta el turismo rural este es tu sitio, continúa leyendo para saber más.

La provincia de Valladolid alberga multitud de pueblos a su alrededor que gozan de gran popularidad. No es de extrañar que el primero de esos pueblos que todo turista intrépido y curioso debe visitar es Peñafiel.

 

Al mencionar esta localidad lo primero que se viene a la mente es el vino y sus magestuosas bodegas. Sobre todo por su vinculación a las bodejas de la D.O Ribera de Duero. Bien es cierto que el vino es un elemento que no a todos gusta pero eso no es impedimento para visitar el municipio. Su exquisita arquitectura y monumentos tan sorprendentes como el castillo (sede del Museo del Vino), pueden dejar a sus visitantes, del mismo modo que el castillo, 'de piedra'.

 

El estilo que mayormente predomina es el barroco, lo que se observa  fácilmente paseando por sus calles, en especial, por la Plaza del Coso.

 

De barroco pasamos al medievo con la localidad de Urueña. El recorrido por este pueblo te trasladará a una época más sencilla, los siglos VII y VIII plagados de misterios. Lo primero que se observa  es su recinto amurallado que data de los siglos anteriormente mencionados. Las iglesias son puntos de interés que reciben muchas visitas gracias a su arquitectura y su decoración. Sin embargo, las ruinas de su castillo hacen brotar la imaginación de niños y mayores cuando pasean por esta localidad vallisoletana.

 

A mayores, la cultura es el principal punto fuerte de Urueña, puesto que también es conocida como 'La Villa del Libro' . Las bibliotecas son la principal atracción de la localidad. Con ejemplares únicos en el mundo, deslumbran a los visitantes y los trasladan a un espacio de interés cultural único.

 

Para aquellos vallisoletanos y turistas de todos los lugares aficionados a la fotografía y el campo, Tiedra es el principal destino que deben visitar con sus enormes campos de lavanda y sus verdes praderas. El interés cultural también marca la diferencia, pues su castillo construído en el siglo XII marcaba la frontera entre el Reino de León y el Reino de Castilla. Por lo tanto, guarda una excelente historia.

 

La ruta turística puede continuar en Olmedo, una villa histórica. Hace años, sus principales habitantes fueron reyes, por lo que goza de un excelente patrimonio. Además, sus actividades culturales como la visita al castillo del Caballero de Olmedo o su parque temático mudéjar no se quedan atrás.

 

Además de disfrutar de la excelente arquitectura y actividades educativas, Olmedo cuenta con un muy frecuentado balneario de aguas termales. Todas estas actividades y lugares que visitar proporcionan a Olmedo la mayoría de los beneficios turísticos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Poste derecho file