Diputación publica un trabajo de investigación sobre la implicación de los jóvenes en el medio rural

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carneo, ha presidido el acto de presentación del libro ‘Programa de Aprendizaje - Servicio y Responsabilidad Social en Educación Secundaria Obligatoria: Madurez Vocacional y Percepción del Apoyo Social Comunitario para el Desarrollo Rural’, que recoge la tesis doctoral realizada por Ana Veri Martín.

 

Al acto de presentación del libro, editado por Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, asistieron además la consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Luis Antonio Gómez, y la profesora Susana Lucas Mangas, profesora titular de Psicología Social de la Facultad de Educación y Trabajo Social de la UVA y codirectora de la tesis.

 

En su intervención, el presidente de la Diputación ha puesto de manifiesto la importancia de este trabajo de investigación “porque constituye una clara apuesta por nuestro medio rural, ya que en ella los jóvenes que viven en nuestros pueblos se convierten en los adalides y baluartes en la defensa y mejora del medio rural, manifestando un orgullo de lo propio esencial para el futuro”.

 

En este sentido ha incidido especialmente en que la investigación “muestra que los jóvenes participantes consideran que el medio rural se mantiene vivo si lo mantienen vivo sus gentes. Y además, estos resultados muestran que los jóvenes que viven en nuestro mundo rural son capaces de impulsar la defensa de nuestros pueblos, pero, a su vez, demandan la implicación y el apoyo del resto de sus habitantes”.

 

LA EDUCACIÓN, CLAVE DE PERVIVENCIA

 

‘Programa de Aprendizaje Servicio y Responsabilidad Social en Educación Secundaria Obligatoria: Madurez Vocacional y Percepción del Apoyo Social Comunitario para el Desarrollo Rural’ recoge la investigación realizada con 171 alumnos de 4º de la ESO de los Institutos de Peñafiel, Tudela de Duero y Cuéllar, y ha contado además con el apoyo y colaboración de los padres y madres, del profesorado de los centros, de los emprendedores y agentes sociales del entorno y de los medios de comunicación.

 

La autora considera que la mejor forma de hacer atractivo el medio rural es conectar con la población joven a través de la educación. Para ello, combinan una metodología basada en el Aprendizaje-Servicio y la Responsabilidad Social, de manera que, por un lado, contribuye a que los contenidos trabajados en el aula faciliten a los jóvenes la posibilidad de analizar la realidad de sus pueblos, para transformarla, mejorarla y hacerla más atractiva. Por otro lado, se busca que los jóvenes por el otro, que sean capaces de identificar lo que la sociedad les ofrece para devolver algo de lo que están recibiendo.

 

El programa está compuesto por 11 sesiones que se enmarcan en diferentes asignaturas, según su contenido, y se realizan a lo largo de un curso académico. En todo momento, alumnado es el protagonista del proceso encargándose del diseño de propuestas que contribuyan a incrementar el atractivo  para fijar población y para atraer a nuevos residentes.

 

Una vez realizado el Programa se ha observado como un alto porcentaje del alumnado participante ha incrementado su valoración del medio rural y ha encontrado alternativas atractivas para vincularse este medio, tanto en el ámbito laboral como en el de ocio y el residencial, todas ellas caracterizadas por la innovación y la creatividad. Asimismo se ha priorizado la necesidad de cuidar su entorno como una solución a los problemas globales de nuestra sociedad y han formulado propuestas que inciden en una distribución equilibrada entre el medio rural y el medio urbano.

 

Por otro lado, han identificado diferentes formas de discriminación hacia nuestros pueblos y su población. En este sentido, destaca el hecho de que los propios alumnos han sido capaces de diseñar, desarrollar y liderar proyectos como una campaña de movilización de la población y de entidades públicas y privadas para modificar la definición del término “rural” en el Diccionario de la RAE, adaptándolo a la realidad actual y eliminando el carácter peyorativo que poseía en ediciones anteriores, o la demanda de cambio de algunos espacios televisivos que mostraban desigualdad hacia los pequeños municipios, solicitando la emisión de otros que potenciaran los aspectos positivos de nuestros pueblos.

 

Los resultados cosechados superaron ampliamente las previsiones iniciales, consiguiéndose el cambio de la definición del término "rural" del diccionario de la RAE y logrando el interés de diferentes medios de comunicación social  por el trabajo realizado.