Diez de los 67 radares fijos de la DGT en Castilla y León se encuentran en carreteras de Valladolid

Imagen de un radar fijo en la A-62. TRIBUNA

Te damos los puntos kilométricos exactos de los radares fijos que instala la Dirección General de Tráfico en la provincia de Valladolid. 

Diez de los 67 radares fijos de la Comunidad se encuentra en carreteras vallisoletanas, a lo que hay que sumar el radar de tramo, ubicado en la Nacional 601, en el término municipal de Medina de Rioseco. En concreto las vías españolas cuentan en 2017 con un total de 403 radares fijos repartidos por las diferentes carreteras del territorio nacional -sin contar Cataluña y País Vasco-, lo que supone un aumento del 22 por ciento con respecto a los 331 aparatos que se contabilizaban en 2011.

 

En Castilla y León el número de dispositivos fijos para controlar la velocidad ha aumentado de 42 a 67. ¿Pero dónde se encuentran estos radares en la provincia de Valladolid.

 

La A-6, en el punto kilométrico 171,092, a la altura de Rueda, tiene uno de lo que más multan en la provincia. Se encuentra a pie de autovía, controlando la velocidad de los automóviles que circulan con sentido a Madrid. (Junto a unos arbustos)

 

 


En la A-62 existen tres: uno en el punto kilométrico 132,450 (antes de llegar a Simancas). Controla desde un panel informativo los vehículos que circulan hacia Valladolid.

 

 


Otro radar fijo está ubicado en el punto kilométrico 116,347 de la A-62, a la altura de la urbanización de El Molar. También está ubicado en un panel informativo para vigilar el sentido Valladolid.

 

 


Por último, la Autovía A-62 se convierte en una de las más vigiladas de la provincia con un tercer radar fijo. Se trata del ubicado antes de cruzar el puente sobre el río Duero en Tordesillas, con sentido Salamanca. En el punto kilométrico 156,043. La velocidad máxima es de 120 km/h.

 


En la carretera CL-602, a la entrada de Íscar, hay otro radar fijo (Pk. 91,980). Está a pie de vía y fotografía a los automóviles que circulen con sentido Pedrajas de San Esteban. La velocidad máxima es de 100 km./h.

 


En la Nacional 122, antes de llegar al cruce de Traspinedo (restaurante La Maña) hay otro dispositivo fijo, también caracterizado por un elevado número de multas. Controla a los vehículos que circulan hacia Sardón y salta a aquellos que circulen por encima de 80 km/h. A pie de vía.

 

 


La Nacional 601 cuenta también con varios radares. Uno de ellos está a la altura de Renault Motores (Pk. 183,675). Vigila, a pie de carretera, a los vehículos que viajan hacia Valladolid. 100 km/h.

 

 


Otro de los dispositivos está ubicado en el kilómetro 170,530, de la N-601, muy cerca de la urbanización Aldeamayor Golf, en el cruce con la carretera que da acceso a La Pedraja de Portillo. Límite de velocidad 80 km/h para los vehículos que caminan hacia Portillo. El radar está tras una señal.

 


En la Ronda de Valladolid (VA-20) existe un radar en el kilómetro 7, a la altura del cruce con la Avenida Soria. 80 km/h.

 


Por último en la carretera de Fuensaldaña (VA-900) en el kilómetro 2,8 se encuentra otro de los radares fijos de la Dirección General de Tráfico. A la altura de Fuente Berrocal, dispositivo a pie de carretera.

 


No hay que olvidar que desde hace un par de años funciona el primer radar de tramo de la provincia. Se trata del ubicado entre los puntos kilométricos 226,400 y 228,200 de la Nacional 601 (en ambos sentidos) en el término municipal de Medina de Rioseco. Controla que los vehículos no superen en un tramo de lago más de kilómetro y medio los 80 km/h en las peligrosas curvas conocidas como Coruñeses.

Noticias relacionadas