Diego Merino: "En el VRAC no nos marcamos objetivos para este año, igual que el pasado"

Diego Merino, entrenador del VRAC. JUAN POSTIGO

El entrenador del Quesos Entrepinares de rugby apuesta en una entrevista a Tribuna de Valladolid por repetir otro buen año en Pepe Rojo y asegura que "no era momento de ir a competición europea".

LAS FRASES:

 

"La mayoría de jugadores han vuelto bien, pero hay entrenamientos por delante"

 

"No nos marcamos ningún objetivo este año, exactamente igual que el pasado"

 

"Si el trabajo se hace adecuadamente, los resultados acaban llegando"

 

"Teníamos que renunciar a ir a Europa. Tenemos mucho que perder y debemos mantenernos, llegará otra oportunidad en el futuro"

 

"Pepe Rojo cada vez disfruta más con el rugby. Este año será igual"

Diego Merino, ‘Meri’, para todos aquellos que están vinculados al VRAC Quesos Entrepinares, afronta la temporada que se avecina con ilusión. No es para menos. Conseguir un triplete histórico formado por Liga, Copa y Supercopa en su primer año como entrenador, maxime su juventud, no está al alcance de cualquiera, pero es que la campaña que se avecina se antoja todavía más emocionante.

 

Como él mismo reconoce, haber tenido que renunciar a competir en Europa no es plato de buen gusto, pero al fin y al cabo se trata de un ejercicio de cabeza y de razón. Si no se puede, no se puede, porque el bienestar económico está por encima de cualquier cosa. En todo caso, Merino no se viene abajo, al contrario. La sed de títulos del VRAC sigue intacta y hay un listón que mantener tras la vuelta al trabajo esta semana.

 

La primera pregunta es casi obligada. ¿Cómo han comenzado los entrenamientos tras un merecido descanso?

 

Por ahora hemos comenzado por lo básico, mucho trabajo físico. La mayoría han vuelto bien, tenían trabajo para el verano y ahora lo principal es que vayan cogiendo la forma lo antes posible. Un poquito de balón, pero sobre todo mucho físico. Han estado obedientes, saben cómo funciona esto y lo que les pedimos, así que por ahora bien.

 

Más vale, porque alcanzar el nivel del año pasado no va a ser fácil.

 

Pues no, va a estar complicado. Ya teníamos entonces un reto difícil pero bonito y duro, así que este año más.

 

¿Cuáles son los objetivos del Quesos en esta ocasión?

 

No nos marcamos ninguno, exactamente igual que el año pasado. Hay que empezar a hacer el trabajo bien e ir viendo poco a poco, no hacer planes a largo plazo, solventando las cosas según vayan saliendo. Primero llegará la Liga, luego la Supercopa, luego la Copa Ibérica… Esperemos estar en play off y ya veremos. Tampoco nos marcamos objetivos a largo plazo, como se deben hacer las cosas.

 

Aunque siempre con confianza, visto lo del año pasado.

 

Sí, claro. Si el trabajo se hace bien al final los resultados acaban llegando, así que vamos a hacer las cosas bien, pero lo tenemos claro.

 

Después de una campaña tan buena como la pasada, ¿qué diría Diego Merino que debe mejorar el propio Diego Merino?

 

El año pasado fue mi primera piedra de toque con el mundo de División de Honor como entrenador, creo que de todo se aprende y este año puedo decir que tengo algo más de experiencia, aunque las ganas son las mismas. Creo que va a ir bien las cosas.

 

Una pena haber tenido que renunciar a Europa, claro.

 

Es lo que debíamos hacer. Tenemos mucho que perder y tenemos que mantenernos, es lo correcto. No podemos echar todo al traste por intentar hacer un papel digno allí en Europa. Es una competición bonita, que todo el mundo quiere jugar, pero lo primero es el club.

 

 

Se le pone un tono serio al hablar de Europa.

 

Sí, bueno. Yo la disputé como jugador pero eran otros tiempos, claro. Ahora el club está bien en todos los campos y meternos en una competición a mayores sería desestabilizar todo. Los directivos y la dirección deportiva han tomado una decisión y ahora solo queda seguir trabajando. Esa oportunidad ya llegará en un momento adecuado y para entonces la cogeremos.

 

Volviendo al equipo en sí, varias caras nuevas. Lucas Lastra, Dani Ross…

 

Algunos ya son conocidos. Esperemos que nos den experiencia y espero que aporten ganas de aportar. Llevamos pocos entrenamientos y alguno está todavía pendiente de incorporarse, así que por ahora no me mojo mucho.

 

¿Confiado en que la afición responda?

 

Estamos teniendo unos años muy bonitos en los que la afición está disfrutando. Esta vez esperamos que sea igual, que cada vez que vayan a Pepe Rojo se diviertan y lo pasen bien, que se emocionen y traigan a más gente para que se aficione.

 

El rugby va creciendo en Valladolid, es evidente.

 

Nuestra labor la cumplimos, les damos emoción y algería, así que vamos bien y ellos responden. Lo vamos a pasar bien, seguro.