Detienen a una mujer de 62 años por robos en domicilios donde trabajaba por valor de 2.000 euros

Agentes de la Policía Nacional de Valladolid han detenido a una mujer de 62 años, M.C.A, sin antecedentes, por dos presuntos delitos de hurto de joyas valoradas en 2.000 euros en sendos domicilios donde prestaba sus servicios como empleada del hogar, según informan fuentes policiales.

 

Las investigaciones se iniciaron a raíz de las numerosas ventas de joyas que la arrestada había realizado en los últimos meses, por lo que los agentes trataron de esclarecer el origen dichas alhajas.

 

Tras diversas pesquisas, los policías averiguaron que la investigada habían trabajado como empleada de hogar y cuidadora de personas de avanzada edad en sus domicilios y pudieron comprobar que algunas de las joyas presentaban inscripciones que coincidían con los nombres de los dueños de los dos últimos domicilios en los que había trabajado.

 

Por este motivo, los agentes citaron a los hijos de las víctimas quienes, una vez en dependencias policiales, reconocieron las joyas mostradas y denunciaron a la asistenta, de la cual no habían tenido sospechas hasta recibir noticias de los investigadores.

 

La totalidad de las joyas sustraídas en el último domicilio fueron recuperadas y entregadas a las víctimas, así como la mayoría de las del domicilio anterior.

 

Una vez en dependencias policiales, la detenida declaró haber sustraído todas las alhajas reconocidas por las víctimas, tras lo cual fue puesta en libertad con cargos.

 

La investigación y la detención fueron realizadas por el Grupo 4º de la Comisaría de Delicias, perteneciente a la Comisaría Provincial de Valladolid.