Detienen a tres personas que falsificaron una nómina para financiar la compra de móviles

Pretendían solicitar un crédito y financiar así la compra de dos teléfonos móviles por importe total de 1.800 euros, en Valladolid.

Agentes de la Policía Nacional de Valladolid han detenido a tres varones por falsificar una nómina con el propósito de solicitar un crédito y financiar así la compra de dos teléfonos móviles por importe total de 1.800 euros, según informaron fuentes policiales.

  

Los acusados, que fueron detenidos el pasado día 3 de marzo, son J.J.F.G, de 33 años con dos antecedentes policiales; a A.B.F, de 42 y sin antecedentes, el hijo de este último, D.B.J, de 19 y también sin antecedentes, a quienes se imputan delitos de falsedad documental y tentativa de estafa.

  

Los hechos se produjeron el día 2 de marzo cuando los arrestados acudieron a un centro comercial para adquirir dos teléfonos móviles valorados en 1.800 euros, que pretendieron financiar. Para conseguir dicha financiación aportaron diversa documentación, entre ella una nómina de dudosa fiabilidad, a criterio del empleado que estaba tramitando la operación, por lo que no se autorizó la venta.

  

Estos hechos fueron comunicados a la policía desde dicho establecimiento, por lo que iniciaron las investigaciones pertinentes. Al día siguiente los detenidos acudieron de nuevo al centro comercial para adquirir de nuevo los teléfono, alegando que habían contactado con la empresa financiera y que les autorizaba a realizar la operación.

  

Ante esta situación los dependientes avisaron a la policía, que acudió inmediatamente al establecimiento y detuvo a los presuntos estafadores, ya que previamente había comprobado que la nómina era falsa, pues el titular de la misma nunca había trabajado en la empresa que supuestamente expedía dicha nómina.

  

El de menor edad que era hijo de uno de los arrestados actuaba como testaferro, ya que no aparecía en ninguna lista de morosos y era el que presentaba la nómina a su nombre.

  

Los arrestados pasaron a disposición de la autoridad judicial el pasado 4 de marzo, tras lo cual quedaron en libertad con cargos.

  

La operación la ha llevado a cabo el Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial, de la Comisaría de Valladolid.