Detienen a dos vecinos de Tudela por varios robos con fuerza, intimidación y lesiones

GUARDIA CIVIL

Los autores son conocidos por su adicción al consumo de drogas tóxicas que habían cometido diversos delitos contra el patrimonio y contra las personas.

Dos personas cuyas identidades y edades no han sido facilitadas han sido detenidas como supuesta autoras de sendos delitos de robo con fuerza en las cosas, un robo con violencia e intimidación contra las personas y un delito leve de lesiones, en la localidad vallisoletana de Tudela de Duero.

 

Al parecer y según han informado desde la Guardia Civil, los autores investigados en la 'Operación SINTI' son dos personas de Tudela de Duero conocidas por su adicción al consumo de drogas tóxicas que habían cometido diversos delitos contra el patrimonio y contra las personas "alguno de ellos considerado de extrema gravedad al utilizar violencia en su comisión".

 

El Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid inició las labores de investigación que permitieron obtener información, datos e indicios, que "dejaban claro" que los supuestos autores del hecho eran esas dos personas de la localidad que tenían como objetivo habitual viviendas ocasionales, fincas rústicas y otros inmuebles de la zona.

 

Tras estudiar y analizar de los hechos y el 'modus operandi' empleado por los autores, los agentes obtuvieron una "valiosa información" que permitió centrar la investigación sobre esas dos personas, con "numerosos antecedentes" por hechos similares, y recolectar indicios suficientes para proceder a su detención en la mañana del 22 de mayo.

 

Según han explicado desde la Guardia Civil, los autores de estos hechos estaban mostrando una "importante escalada" en la frecuencia y gravedad de los hechos cometidos por la utilización de la violencia lo que había generado un incremento de la sensación de inseguridad en los vecinos de la zona.

 

Fueron efectuados registros en propiedades de los detenidos e incautaciones de efectos que habían logrado vender y se logró recuperar diversos efectos sustraídos en los robos perpetrados por un valor aproximado de 1.000 euros. La Unidad de la Guardia Civil está realizando las oportunas gestiones para efectuar la devolución de los efectos robados a sus legítimos propietarios.

 

Por su parte, las actuaciones policiales se han efectuado bajo el control del Juzgado de Instrucción número 6 de los de Valladolid.