Detenidos cinco responsables de Magrudis tras el registro de las instalaciones por la Guardia Civil

La Guardia Civil junto a uno de los arrestados en la puerta de la fábrica Magrudis

Entre los detenidos, José Antonio Marín, propietario de Magrudis, empresa que comercializó la carne mechada 'La Mechá', la cual dio positivo por listeria.

Las detenciones se producen tras el precinto y el registro de la nave industrial de esta sociedad comercial por orden del Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, organismo judicial que ha iniciado una investigación para esclarecer si hay responsabilidad penal ante la alerta sanitaria por listeriosis, que ha afectado a más de 200 personas y ha provocado tres fallecimientos.

 

Según han informado fuentes de esta unidad específica del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, la detención de estas cinco personas se ha producido una vez se ha culminado los registros de esta nave industrial, ubicada en el Polígono Industrial El Pino de Sevilla, así como de dos viviendas --una de José Antonio Marín y otra de un familiar-- situadas en Dos Hermanas.

 

Asimismo, tal y como han indicado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, el resto de los cuatro detenidos son dos de los hijos de José Antonio Marín y otras dos personas vinculadas a Magrudis.

 

Cabe apuntar que la titular Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla, Pilar Ordóñez, trasladó al Ucoma un informe que refleja que una muestra de un lote de carne 'La Mechá' de la empresa Magrudis dio positivo por listeria el pasado mes de febrero.

 

Según informaron fuentes judiciales, el informe remitido, que ha sido admitido para avanzar en la investigación por la juez instructora Pilar Ordóñez, indica que se avisó "en tiempo y forma" a Magrudis de la contaminación de sus productos por la bacteria 'listeria monocytogenes'.

 

De hecho, en el auto de admisión a trámite de la querella interpuesta por Facua-Consumidores en Acción contra Magrudis y sus responsables, al que tuvo acceso Europa Press, la magistrada indica que ese informe, que fue aportado el pasado 10 de septiembre, se una a las diligencias de investigación así como que se facilite copia del mismo a los agentes de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (Ucoma) de la Guardia Civil, organismo encargado de la investigación.

 

Cabe destacar que el juzgado admitió a trámite la querella de Facua toda vez que los hechos denunciados pudieran ser constitutivos de un delito contra la salud pública y lesiones. De este modo, se han iniciado diligencias para esclarecer los hechos y discernir si se cita como investigado a los responsables de Magrudis.