Detenido en Bilbao un argelino acusado de adoctrinamiento yihadista

Guardia Civil

Entre sus contactos en redes sociales aparecen sospechosos de terrorismo y narcotráfico en la UE.

La Guardia Civil ha detenido a un ciudadano argelino de 44 años, cuyo nombre responde a las iniciales S.M, por enaltecimiento, adoctrinamiento, y difusión del ideario terrorista del grupo terrorista Estado Islámico (EI o DAESH). Los agentes continúan registrando su domicilio.

Según ha informado Interior, el detenido ya había dado muestras de radicalidad anteriormente y se le había relacionado con actividades de financiación y apoyo logístico mediante envío de fondos y falsificación de documentos de identidad en beneficio de Al Qaeda. Sin embargo, lejos de rectificar, su proceso de radicalización se había agravado en los últimos meses, incurriendo en un retraimiento social casi total, con muy contadas salidas de su domicilio.

Su actividad en Internet era especialmente intensa y se desarrollaba a través de una maraña de perfiles que administraba en la red social Facebook. A través de ellos difundía los contenidos de la práctica totalidad de productoras mediáticas vinculadas a DAESH, algunos de ellos de contenido extremadamente violento. Esta actividad era desarrollada con cuidadosas medidas de seguridad, especialmente en sus conexiones a Internet.

Entre los contenidos propagandísticos que difundía, son especialmente abundantes aquellos que ensalzan el martirio y los que justifican la muerte de los infieles, a los que se refiere como "perros". Buena parte de este contenido es de difícil acceso en la red, algo que evidencia un buen conocimiento de las redes de producción y distribución del aparato mediático del DAESH.

Entre los contactos del detenido, que desarrollaba una intensa actividad en redes sociales, aparecen delincuentes relacionados con el narcotráfico y otros investigados por terrorismo en países de la Unión Europea.

Dada su intensa actividad en redes sociales, especialmente a través de Facebook, el principal interés de los investigadores se centra en conocer su red de contactos, tanto en nuestro país como en otros países europeos y en zonas de conflicto, que permitan esclarecer sus intenciones y abrir nuevas líneas de investigación. El análisis de los dispositivos electrónicos que utilizaba para conectarse a Internet y para almacenar los contenidos que difundía, permitirá avanzar en esta tarea.

La operación, que continúa abierta, ha sido desarrollada por agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción, Número 2, y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.