Detenida por triplicar la tasa de alcohol, ir drogada y llevar a su hija menor sin sujeción en el vehículo

La Policía Local de la localidad de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) paró al vehículo conducido por la mujer al ir con las luces apagadas y hacer movimientos extraños. Se dirigía a un conocido local de copas del municipio.

Una conductora ha sido intervenida por agentes de la Policía Local de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) en la madrugada de este martes que, tras realizarle las pertinentes pruebas, evidenciaron que triplicaba la tasa de alcoholemia permitida así como un positivo en drogas cuando en el mismo vehículo viajaba en la parte trasera su hija, menor de edad, sin sujeción alguna.

 

Según señala fuentes policiales en un comunicado, los agentes dieron el alto al turismo de la conductora intervenida al constatar que circulaba con las luces apagadas y realizaba una conducción extraña en dirección a un conocido establecimiento de copas de la localidad aljarafeña.

 

Tras interceptar el vehículo casi en las puertas del establecimiento de copas, los agentes pudieron observar cómo la conductora presentaba fuertes síntomas de encontrarse bajo los efectos de las bebidas alcohólicas, así como que el copiloto portaba una copa en la mano y que en la parte trasera, tumbada y sin ningún sistema de retención, se encontraba una menor dormida, que más tarde se comprobó que era la hija de la conductora.

 

Acto seguido, los miembros del cuerpo policial sometieron a la conductora a las preceptivas pruebas de alcoholemia y de drogas, que han dado un resultado positivo, comprobándose así que superaba la tasa de la alcoholemia en un triple de lo permitido y que presentaba sustancias estupefacientes en su organismo, concretamente cocaína.

 

Por ello, los agentes procedieron a informar a la conductora de los derechos que le asistían como investigada por dos presuntos delitos, uno contra los derechos y deberes familiares por la presunta situación de desamparo o riesgo a la que había expuesto a la menor y un presunto delito contra la seguridad vial.

 

Asimismo, los policías han procedido a dar conocimiento a la Fiscalía de menores, así como a los servicios sociales de Castilleja, donde reside la denunciada, dada la gravedad de los hechos.