Desmantelan en Cabezón una red que estafó 40.000 euros mediante la solicitud de créditos

Captaba a personas en situación precaria para que solicitaran préstamos que luego no se devolvían, en el municipio de Valladolid.

La Guardia Civil del Puesto de Cabezón de Pisuerga (Valladolid) ha desmantelado un entramado que entre los meses de enero y abril del año 2016 estafó mediante la solicitud de créditos que luego no eran devueltos debido a que presentaban documentación falsificada.

 

Los seis detenidos se dedicaban a la capitación de terceras personas en situación económica precaria, falseando documentalmente el estado patrimonial de ésta mediante nominas, vida laboral y declaraciones de renta falsas, que respaldaban la solicitud de créditos o adquisición de bienes (principalmente turismos y telefonía) para su posterior enajenación obteniendo lucro económico.

 

Las investigaciones comenzaron tras recibir denuncia de una de las empresas estafadas, al dudar sobre la posible falsificación de una nomina aportada en una solicitud de financiación para la adquisición de productos.

 

Las pesquisas condujeron a la desarticulación de un entramado que estaba perfectamente definido, donde cada uno de los detenidos tenía asignado un rol diferente. Así, unos se dedicaban a reclutar a terceras personas en situación de precariedad económica, a las que ofrecían una cantidad económica inicial o parte de los beneficios de la posterior venta del producto adquirido.

 

Otros, a través de una gestoría, falseaban documentalmente nominas, vida laboral y declaración de rentas. El resto acompañaban a estas personas a financieras, centros comerciales y concesionarios de vehículos para adquirir los productos.

 

Una vez que se adquirían los productos, principalmente vehículos, previa concesión de los préstamos, los responsables de la trama los enajenaban, obteniendo beneficio económico y dejando sin pagar los préstamos que figuraban a nombre de terceras personas.

 

Las principales empresas afectadas por este tipo de estafas son concesionarios de vehículos de las provincias de Valladolid, Madrid y Zaragoza, con un valor de los productos estafados de 40.000 euros.

 

La Guardia Civil de Cabezón de Pisuerga instruye las correspondientes diligencias.