Desciende la tasa de graduación en Bachillerato en Valladolid

Aula

Ha bajado del 78,04% del curso 2016/17 al 76,80% del 2017/18 y la coloca en cuarta por la cola de Castilla y León.

Malas noticias para la Educación en Valladolid. Después del importante ascenso del porcentaje de la tasa de graduación en Bachillerato el curso 2016/17, esta vuelve a descender para dejar a la provincia la cuarta por la cola en Castilla y León con un 76,80%.

 

Echando la vista atrás, en el curso 2014/15 la tasa fue de 68,1%, la cuarta mejor de la comunidad; en la 2015/16, de 70,25%, la tercera más baja; y en la 2016/17, de 78,04%, la tercera más alta. De esta manera, el importante crecimiento del año escolar anterior ha quedado oculto por otro descenso que coloca a Valladolid por debajo de la media de la región, que es de 77,33%.

 

Prevenir el fracaso escolar es uno de los retos del actual sistema educativo y a su vez un indicador de una enseñanza de calidad. Consciente de ello, la Consejería de Educación ha llevado a cabo, desde el año 2007, una serie de medidas con el fin de facilitar el éxito educativo del alumnado y reducir el riesgo de abandono escolar temprano.

 

De este modo, los indicadores del sistema educativo demuestran una trayectoria de mejora en Castilla y León que se manifiesta en el aumento del porcentaje de titulados en segundo curso de Bachillerato, que se sitúa en el 77,33% en el curso 2017/18, frente al 69,76% del 2014/15. Así, el mayor número de suspensos corresponde a alumnos con cinco o más materias no superadas aunque el número de estudiantes en esta situación ha descendido en los últimos cuatro cursos un 2,67 %.

 

En cuanto a la titulación por provincias, se mantiene homogénea a excepción de Soria que muestra mejores resultados que la media al igual que en años anteriores. De esta forma, Soria (87,44 %) y Salamanca (78,49 %) son las provincias que tienen sus tasas por encima de la Comunidad en todos sus centros en el presente curso escolar.

 

Una actuación fundamental que la Consejería de Educación está llevando a cabo desde hace ya muchos años es el desarrollo y consolidación en los centros educativos del Plan de Lectura, ya que tanto la lectura como la escritura son instrumentos fundamentales para la adquisición del conocimiento y para el aprendizaje a lo largo de la vida, por lo que, el desarrollo de la competencia lectora es un objetivo prioritario.