Desarticulada una organización por venta ilegal de mascarillas no homologadas en Salamanca

Guardia Civil durante la operación (Foto: E. P.)

La operación ha sido desarrollada por el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Arenas de San Pedro (Ávila).

La Guardia Civil ha detenido a dos personas e investigado a otras ocho por la venta fraudulenta de más de 260.000 mascarillas, en varias provincias españolas, una de ellas Salamanca, con las que habrían obtenido unas ganancias económicas de más de 300.000 euros, según ha informado el cuerpo. No obstante, la Guardia Civil no descarta que las cantidades “sean bastante más superiores”, una vez que haga el recuento definitivo de lo intervenido en la operación.

 

Durante el mes de abril, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que una persona se estaba dedicando a la venta de mascarillas sin homologar en los Ayuntamientos abulenses de Candeleda, Poyales del Hoyo y Arenas de San Pedro.

 

Estos Ayuntamientos habían comprado más de 4.000 mascarillas e hicieron entrega de las mismas a la Guardia Civil junto con facturas de compra expedidas por dos centros médicos privados, uno de Icod de los Vinos en Tenerife y otro en Ciempozuelos de Madrid. Esta persona fue localizada y detenida en la localidad de Candeleda.

 

En una segunda fase de la operación Coronafarma, los investigadores inspeccionaron los centros médicos citados donde se incautó diverso material informático y documentación relacionada con las ventas fraudulentas, además de hallar una oficina ubicada en Alcobendas (Madrid) que había alquilado el detenido para utilizarla como almacén, tramitación los pedidos de las mascarillas telefónicamente, recepción de la mercancía y organización de los pedidos para darles salida.

 

En la inspección de esta oficina se aprehendieron unas 7.000 mascarillas sin homologar, 50 monos de protección también sin homologar, más documentación y se investigó a los titulares de los centros médicos, para averiguar el grado de participación que tenían en los hechos delictivos ya que estas personas figuraban en las facturas ya emitidas.

 

Tras realizar un análisis de la documentación facturada y del material informático, se pudo determinar que había otras seis personas implicadas que eran encargadas de realizar las laboras facturación, compra, recepción, almacenaje, distribución logística, transporte y entrega de la mercancía.

 

Estas personas también fueron investigadas por la realización de este tipo de tareas deliberadamente, destacando que eran personas de confianza incluso familiares del detenido.

 

Además, se han detectado más ventas fraudulentas en Ayuntamientos, farmacias y empresas de las localidades de Ávila, Salamanca, Guadalajara, Gerona, Santander, Tenerife, Talavera de la Reina, Córdoba, Madrid, Barcelona, Sevilla, Cáceres o Toledo, entre otras.

 

La operación finalizó con la última detención en Arenas de San Pedro de otra persona que era el socio y amigo del primer detenido, encargado de organizar a toda trama empresarial para realizar todo el proceso de la compra y venta de las mascarillas, deduciendo que el primer detenido fue el autor principal al haber ideado el negocio y el segundo detenido el lo que lleva acabo.

 

De todas las gestiones, investigaciones y análisis practicados hasta la fecha se descubrió que los proveedores de las mascarillas son de origen asiático, teniendo que continuar con la operación para su localización y posterior detención.

 

Esta Operación policial ha sido desarrollada por el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Arenas de San Pedro (Ávila).