Desalojan a 400 personas de una fiesta que se celebraba desde Nochevieja en una fábrica abandonada
Cyl dots mini

Desalojan a 400 personas de una fiesta que se celebraba desde Nochevieja en una fábrica abandonada

Término municipal de Sant Mateu

Según ha detallado la Guardia Civil, el desalojo se produce de forma progresiva y sin incidentes.

Agentes de la Guardia Civil han procedido este sábado a desalojar la 'rave' que se estaba celebrando, al parecer desde Nochevieja, en una fábrica abandonada de purines de Sant Mateu (Castellón). El desalojo se lleva a cabo "progresivamente y sin incidentes", según ha informado el instituto armado.

 

Desde primeras horas de la mañana, los efectivos han procedido a cortar la música, paralizando así el evento y "sin ningún tipo de incidente al respecto", ha detallado la Benemérita en un comunicado. La Guardia Civil ha iniciado asimismo el desalojo de las personas que se encuentra en el lugar de forma progresiva.

 

Se trata de una fiesta que al parecer se inició en Nochevieja y en la que este viernes aún permanecían 400 jóvenes, dentro de una fábrica de purines abandonada que se encuentra en terrenos propiedad de la Diputación de Castellón en Sant Mateu, según confirmaron a Europa Press tanto la alcaldesa de la localidad, Ana Besalduch, como fuentes de la corporación provincial, tras conocer la existencia de la 'rave' ilegal.

 

Un vecino que pasaba por la zona el día de Año Nuevo fue el que se percató de lo que estaba sucediendo a primera hora y dio parte a la Guardia Civil, que estableció un dispositivo de control de los accesos.

 

Besalduch detalló este viernes que no hay indicios de que los jóvenes estén en la fábrica abandonada --que se construyó hace 15 años pero que nunca ha tenido uso-- antes de la Nochevieja, ya que se trata de un lugar en una zona de olivos y este momento coincide con la plena campaña de recogida de aceituna, por lo que, de haber empezado antes de esa fecha, hubieran sido fácilmente detectados.

 

En todo caso, explicó que, según les traslada la Guardia Civil, la ubicación de estos eventos 'rave' se conoce apenas 24 horas antes de comenzar y que se montan con gran celeridad por parte de la organización.

 

Besalduch ha agradeció a la Guardia Civil la rápida actuación ya que, pese a las fechas en las que nos encontramos, en apenas 30 minutos había establecido el operativo de control de accesos, siguiendo los protocolos en este tipo de casos.