Derrota y emoción en la visita del Gerovida Arroyo a Salamanca

El conjunto de Arroyo creció en el partido hasta dar la vuelta al marcador, pero se vio superado en los últimos minutos para caer por la mínima (24-23). 


 

Emocionante partido el vivido a orillas del Tormes.Comenzó muy frío el Gerovida que en ningún momento se pareció al equipo de las dos últimas jornadas. Permitía lanzamientos de media distancia y pases al pivote con los que el equipo salmantino marcaba con facilidad. Pese a ello y gracias al oficio del equipo de Eduardo Izquierdo, Salamanca nunca se llegó a escapar por mas de 3 goles de diferencia, con lo que el partido seguía abierto en todo momento. Con un marcador de 13-11 se llegaba al descanso y con todo por decidir para la segunda parte.

 

Comenzó este segundo periodo de la misma manera, con ligeras ventajas del equipo local y con un intercambio de goles que no permitían cambiar la dinámica del partido. En el minuto 43 hubo un cambio en el sistema de juego del equipo arroyano que pasó a jugar con doble pivote y que pareció dar sus frutos, ya que empezó a marcar goles con mayor facilidad y dio la vuelta al marcador con un parcial de 1-4, poniéndose por primera vez por delante en el minuto 46 (17-18).

 

Una vez igualado el partido se veía un poco mejor al Gerovida, pero el equipo del Tormes nunca dio su brazo a torcer. Se llegó al momento decisivo del partido a falta de 2 minutos con uno arriba en el marcador para los de Arroyo (22-23) y con posesión de balón para intentar cerrar el partido. Entonces llegó un hecho que a la postre sería decisivo, una falta en ataque y una exclusión por retener el balón al equipo visitante dejaba el partido muy abierto, con 1 minuto y 50 segundos por jugar y con un jugador menos el Gerovida.

 

Los 4 últimos ataques se saldaron con dos goles locales en superioridad y con un palo y una falta en ataque muy discutible en los ataques visitantes. Dicha falta en ataque resume un poco la sensación con la que se fue el equipo de arroyo, una mezcla entre no encontrar su mejor juego y una frustración por varias decisiones arbitrales como ya viene siendo habitual en sus partidos jugados en 2017.

 

Mucho ánimo para el joven jugador del Gerovida, Andrés Miguel, que acabó siendo atendido en la ambulancia y con dos puntos de sutura en la boca debido un contacto recibido de manera simultanea con la discutida falta en ataque señalada en la última jugada.

 

La próxima jornada el Gerovida se mide al Jesmón Leganés en el Polideportivo de La Flecha, el Sábado 11 de Marzo a las 18.00 horas.