Derrota, pero buenas sensaciones en el debut del Recoletas Atlético Valladolid en pretemporada

Rotaciones, reparto de minutos y mucho cansancio en un primer test con derrota y debut de varios juveniles.

El Recoletas Atlético Valladolid regresó hoy por fin al parquet para jugar un partido. Lo de menos fue la derrota ante el Incarlopsa Cuenca (32-36) en este primer amistoso de la pretemporada. Han tenido que pasar 165 días desde su anterior encuentro oficial, ante el Barça el pasado 25 de febrero, por lo que cualquier vuelta a la normalidad, como este encuentro, ya es una gran noticia. 

 

Fue un choque con público, también reseñable después de tantos meses sin que los aficionados hayan podido ver a los gladiadores azules en directo. Se cumplieron todas las medidas exigidas en el protocolo para garantizar la seguridad de todos ellos y de los jugadores. Eso sí, los 250 espectadores sufrieron muchísimo calor, mucho más con la mascarilla obligatoria, pero mereció la pena por volver a disfrutar del balonmano en directo.

 

Hizo mucho calor en el interior de Huerta del Rey y la plantilla del Recoletas, también la de su rival, lo notaron y además dieron muestras de la falta prolongada de actividad física y del cansancio propio de la pretemporada que acaba de comenzar. Pero lo importante era volver a jugar y recuperar las sensaciones de juego perdidas hace ya muchos meses.

 

En lo deportivo, los gladiadores azules cayeron derrotados en un choque marcado por las rotaciones y el reparto de minutos, por las probaturas tácticas y, sobre todo, por la carga acumulada en las últimas semanas que dejó un partido para los gladiadores azules con muchos errores en ataque y defensa, sobre todo en la primera parte.

 

El Incarlopsa Cuenca, con muchas ausencias importantes y solo 12 jugadores en liza, supo defender mejor en la primera mitad, y aprovecharse de los muchos errores del Recoletas. Así los visitantes cogieron su primera ventaja pronto (4-9, minuto 10), que fueron ampliando poco a poco hasta el descanso (14-21).

 

Los de David Pisonero, con un banquillo mucho más amplio que su rival gracias a la presencia de los seis jugadores juveniles que ayudan al equipo en la pretemporada, se mostraron más fuertes en lo físico y más centrados en defensa en la segunda parte, aspectos clave para la remontada local. El Recoletas recortaron diferencias (24-28, minuto 45) e incluso llegaron a tener balones para ponerse a solo dos goles, pero sus errores en los lanzamientos lo impidieron y terminaron perdiendo (32-36).

 

David Pisonero utilizó a toda la plantilla a excepción de Víctor Rodríguez, y repartió minutos entre todos, incluyendo los juveniles, entre los que destacó el extremo del BM Viana Sergio Casares, autor de 4 goles desde el extremo derecho con mucho temple. También debutaron Alejandro Pisonero con un buen trabajo en el puesto de central, Pablo Herrero, Matías Bergara y el portero Nicolás García, también muy bien. Diego Pérez, que ya había debutado la pasada temporada anotó dos goles.

 

También se estrenó como gladiador azul el pivote Ander Ugarte, con dos goles en su debut. Entre los profesionales destacó Manu García, con 7 goles desde el extremo. Aunque todos participaron en un este primer choque de la pretemporada. En los visitantes destacó Leo Dutra, con 11 goles, y Thiago Alves, con 7.

 

El Recoletas Atlético Valladolid disputará su segundo encuentro amistoso también en Huerta del Rey el próximo 15 de agosto ante el Oporto de Portugal, a las 12.30 horas. Los gladiadores azules completarán su pretemporada con otro test ante el Viveros Herol BM Nava (19 agosto), en Nava de la Asunción, y de nuevo ante el Incarlopsa Cuenca (28 agosto), en Cuenca. 

Noticias relacionadas