Derbi regional y fiesta de la afición del Real Valladolid

Más de 800 blanquivioletas estuvieron presentes en León, donde disfrutaron de un agradable día animando a un Real Valladolid que solo pudo sacar un punto.

El partido entre la Cultural Leonesa y el Real Valladolid comenzó a las 18:00 horas, pero, como en toda buena comida, antes vinieron los entremeses. Estos fueron variados, como bien pudieron disfrutar los más de 800 aficionados blanquivioletas que se desplazaron hasta la localidad vecina para presenciar un derbi que acabó como empezó: siendo una fiesta.

 

Recién llegados a León, el barrio Húmedo fue el principal destino de la hinchada blanquivioleta, que invadió los bares del lugar. Un poco de morcilla por aquí, unas croquetas por allá... El objetivo era claro: comer y pasar un buen rato.

 

La plaza de San Martín fue el punto de encuentro de los aficionados pucelanos, donde quedaron sobre las 16:45 horas para acudir en masa al Reino de León. Escoltados por la policía, los cánticos, que sonaron desde el primer momento de la tarde, retumbaron con más fuerza. Incluso, algunos desafortunados en contra del equipo local y su ciudad, que fueron abucheados por gran parte del multitudinario grupo.

 

Este quiso pasarlo bien y se desplazó hasta León para animar a su equipo. Con la avenida Lancia cortada en dirección al río para que los blanquivioletas caminaran por los carriles, los cánticos fueron a más según se acercaban al estadio. Solo les quedaba cruzar el puente y entrar por la única puerta de acceso para la afición visitante. Una vez dentro, la fiesta siguió.

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: