Denuncian un "partido fantasma" con domicilio en Ciguñuela que bloquea marcas municipales de Ganemos
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Denuncian un "partido fantasma" con domicilio en Ciguñuela que bloquea marcas municipales de Ganemos

En Registro figura un partido que se inscribió en 2014 con domicilio social en Ciguñuela (Valladolid) y presidido por Ángel Luis Conejo González que en sus estatutos remarca que "se constituye bajo la denominación "GANEMOS".

Candidaturas municipales que incluyen la palabra 'Ganemos', que en la actualidad cuentan con representación en diferentes ayuntamientos españoles, han denunciado en el Tribunal Constitucional que un "partido fantasma" con ese nombre registrado en 2014 está bloqueando que puedan concurrir con la denominación de Ganemos a las elecciones locales del próximo 26 de mayo.

 

Se trata de las candidaturas de Ganemos Córdoba, Bilbao y Pinto (Madrid), cuyos dirigentes han acudido este martes a las puertas del Congreso para denunciar que un particular que inscribió "un falso Ganemos" en el Registro de Partidos en 2014 esté tratando de "aprovecharse" del trabajo que Ganemos ha llevado a cabo en distintos municipios para sacar "rédito electoral".

 

En Registro figura un partido que se inscribió en 2014 con domicilio social en Ciguñuela (Valladolid) y presidido por Ángel Luis Conejo González que en sus estatutos remarca que "se constituye bajo la denominación GANEMOS, así como todas las denominaciones que incluyan el nombre relacionándolo con localidades o áreas geográficas del Estado y su equivalente en todas las lenguas oficiales o co-oficiales habladas y reconocidas en España".

 

EL PARTIDO DE COLAU TAMBIÉN SE VIO AFECTADO

 

Según ha explicado Ana Ferrando, integrante de Ganemos Córdoba, esta formación es la misma que obligó en su día a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a cambiar el nombre de Guayem Bacelona por la marca Barcelona en Comú, y que ahora ha registrado candidaturas "falsas" para los comicios del 26M con el único objetivo de "destrozar" el trabajo de Ganemos de los últimos cuatro años.

 

En localidades como Albacete o Santander, marcas representativas de Ganemos han conseguido que la Junta Electoral correspondiente o los juzgados de lo contencioso administrativo les haya dado la razón sorteando al que definen como 'partido fake', pero en otras como Córdoba, Bilbao y Pinto (Madrid) se han visto obligadas a acudir al Tribunal Constitucional para que resuelva de una vez esta situación tan "surrealista".

 

Así, el portavoz de Ganemos Córdoba y aspirante de Ganemos en Común, Rafael Blázquez, ha censurado que el partido con el que se presentó a las elecciones de 2015 consiguiera cuatro concejales y que ahora corran incluso el riesgo de quedar fuera de los comicios del 26 de mayo.

 

UN "ATENTADO" AL MUNICIPALISMO

 

Por ello, Blázquez espera que el Alto Tribunal se pronuncie cuanto antes "por el bien de la democracia" y porque, a su juicio, esta situación supone un "atentado contra la democracia" en general y contra el "municipalismo" en particular.

 

En esta misma línea el portavoz de Ganemos Goazen Bilbao en el Ayuntamiento de la capital vizcaína, Samir Lahdou, ha confirmado que han recurrido en amparo al TC para que anule las lista "fake" de Ganemos en ambas localidades y para que no se le permita utilizar la denominación de Bilbao.

 

Lo mismo han hecho en Ganemos Pinto, que ha gobernado los últimos cuatro años en ese municipio madrileño. Su concejal de Empleo, Daniel Santa Cruz, ha explicado que también han acudido al Constitucional porque no puede ser que se hayan tenido que cambiar su nombre por el de Unidas Pinto para poder presentarse a las elecciones del próximo 26M.

 

El diputado de Equo por Álava, Juantxo López de Uralde, cuyo partido está integrado en algunas listas de Ganemos, ha querido acercarse para apoyar por "higiene democrática" a estos colectivos de Ganemos que, a su juicio, se encuentran ante una "estafa democrática". "No se puede permitir que se comercialice con nombres de partidos para beneficiarse de ello más allá de cualquier legitimidad política", ha dicho.