Denuncian la situación insalubre de tres perros en una vivienda ocupada en Cabezón

Perros encerrados en la terraza y rodeados de heces. La primera foto, del martes 18 de agosto, y la segunda del 10 de agosto. CEDIDAS

Estaban encerrados en una terraza rodeados de excrementos hasta este martes, cuando una protectora alertó de la situación, lo que produjo más avisos a Guardia Civil y Ayuntamiento y que los ocupas limpiasen el lugar y se llevasen a los animales

Los vecinos de la calle La Fuente de Cabezón de Pisuerga (Valladolid) han denunciado la situación de insalubridad en la que se encontraban tres perros en la terraza de una de las viviendas ocupadas del edificio número cuatro.

 

Los canes, como se puede ver en algunas imágenes difundidas, se encontraban encerrados y rodeados de excrementos hasta el martes 18 de agosto, cuando los vecinos de edificios de alrededor alertaron a una protectora de animales de la provincia, que lamentó la situación en redes sociales, lo que produjo más llamadas para avisar de la situación a Guardia Civil y el Ayuntamiento de la localidad y que los ocupas limpiasen el lugar y sacasen a los perros del mismo. 

 

Éste ha sido una de las múltiples incidentes que los vecinos de otros bloques de esta vía han denunciado desde que el edificio número cuatro, que se encontraba vacío, fue ocupado en el mes de abril. Los canes, según explican éstos a Tribuna, se encontraban solos en la vivienda, en la que no residían ya los ocupas "desde mayo", si bien accedían a ella cuando consideraban e iban a dejar comida a los perros cada "cinco o seis días". "Han estado hasta diez días sin venir", relatan los residentes de la zona, para precisar que han tenido que "tirar comida a la terraza" en ocasiones en las que los perros no tenían con qué alimentarse y "se comían sus excrementos". 

 

"Ya no era sólo que en el balcón estuviesen los perros encerrados y rodeados de heces, sino que cuando venían a veces tiraban los excrementos a otras terrazas en lugar de recogerlo todo o se caían porque los empujaban los perros", lamentan los vecinos, quienes explican que cuando los ocupas residían habitualmente en el edificio dejaban a los canes "sueltos" por las escaleras y los sacaban "cada doce o catorce días", por lo que los animales dejaban sus excrementos también en las zonas comunes del bloque.

 

La "gota que colmó el vaso" fue la publicación el martes 18 de agosto en redes sociales de una imagen de la situación de insalubridad en la que se encontraban los tres perros, de raza potencialmente peligrosa. Una protectora de la provincia se hizo eco para reclamar que se actuase. "Creemos que cuando vieron la publicación los ocupas se preocuparon porque vieron que eso les podía acarrear más denuncias. Esa misma noche vinieron, limpiaron la terraza y se llevaron a los perros", cuentan los vecinos, que, añaden, tuvieron "otro altercado" con los ocupas "diez días antes" porque "tenían a los perros, que son PPP, sueltos en la calle".

 

En la misma noche del martes, los ocupas llamaron a la Guardia Civil para avisar de que "algún vecino" había accedido a la vivienda en la que se encontraban los perros y había realizado destrozos. Los agentes se personaron en el lugar, según apuntan los vecinos, y se produjo un altercado que acabó con "amenazas de muerte" hacia algunos de ellos por parte de las personas ocupas. "No sabemos si alguien entró en la vivienda, pero en ese edificio podría entrar cualquiera por las condiciones en las que estaba", apostillan.

 

Según los vecinos, cada vez que han llamado a la Guardia Civil, les han enseñado las imágenes de los canes en el balcón "lleno de excrementos". "No están en buenas condiciones, los perros necesitan salir, vacunas, desparasitaciones y un ambiente limpio", claman.

 

Por su parte, la Guardia Civil señala que en la noche del martes volvió a acudir al lugar y comprobó que los perros "estaban en buenas condiciones", "sanos", y que en el balcón "estaba todo limpio". "Se ha acudido a comprobar los hechos y se les ha denunciado ya porque los perros carecían de chip, entre otras irregularidades", indican desde la Benémerita, que reitera también que los canes ya no están en la vivienda y que quien tiene mayor "potestad" ante la situación es el Ayuntamiento.

 

PETICIÓN DE UN VETERINARIO

 

Así, en el Ayuntamiento de Cabezón de Pisuerga también se encuentran "preocupados" por esta situación y en general por los incidentes generados por la ocupación del bloque, que en estos momentos está ya vacío. "Nosotros hemos avisado a los propietarios del inmueble y hemos puesto la situación en conocimiento de la Consejería de Agricultura y Ganadería ya hace más de un mes", argumenta el alcalde, Sergio García, quien reconoce que por el momento no ha recibido respuesta directa a sus escritos.

 

El regidor garantiza que desde el Consistorio se intentará "hacer un seguimiento" a estas personas y a los animales: "Vamos a notificarles que tienen que censar a los perros, ponerles el chip".  "El Ayuntamiento necesitaría una orden judicial para intervenir, pero hemos hablado con Guardia Civil y nos han comunicado que los canes tendrían que estar en una condición extrema para que se considerease un delito de maltrato animal", confiesa García.

 

Sin embargo, hace hincapié en la preocupación del Consistorio también por los canes, que, a su juicio, "estaban en muy malas condiciones". Después de ya haber intentado obtener una "autorización para realizar una intervención", el Ayuntamiento, tal y como avanza su alcalde, está hablando con Guardia Civil y Diputación de Valladolid para que  "un veterinario acuda a verificar la salud de los animales". 

 

"La situación en la que estaban era muy mala", incide el regidor, quien lamenta también que sus peticiones para "agilizar" una intervención a raíz de las denuncias no se haya podido responder porque "no llega a ser un delito de maltrato animal".

 

Por el momento, tanto el Consistorio como colectivos animalistas y vecinos intentarán hacer un seguimiento de la situación de los canes que ya no se encuentran en la terraza de la vivienda ocupada, en cuyo bloque el portal ha sido "cerrado provisionalmente" por los vecinos para que los ocupas no puedan volver a entrar, a la espera de que la empresa responsable del inmueble proceda a tapiarlo.

Comentarios

TEqui 21/08/2020 10:18 #1
El fin de la propiedad privada, el comunismo ha llegado a españa.. Si le sumas las paguitas, y el paro se acabo el estado de bienestar, en unos años estamos peor que en Venezuela, vamos a ser todos unos mendigos del sistema.. Lo siento por los jóvenes que van a perder su juventud sin un duro y nada que hacer..

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: