Del patio del Colegio Tierno Galván, al fútbol sala italiano

Los vallisoletanos Dani Martín e Iñaki Bayón, que han crecido en el centro de Parquesol, jugarán la próxima temporada en el país de ‘la bota’.

Dani Martín e Iñaki Bayón, sentados sobre dos balones en el patio del Tierno Galván. SERGIO SANZ

Hay trenes que no deben dejarse escapar, y más en el mundo del deporte. Dani Martín Bernal (Valladolid, 19/09/1994) e Iñaki Bayón Berganza (Valladolid, 31/03/1999) se subieron a los suyos este verano, cuando se les presentó la oportunidad de jugar al fútbol sala, deporte que aman y llevan practicando desde pequeños, en Italia.

 

Ambos dieron sus primeras patadas a un balón de fútbol sala en el patio del Colegio Tierno Galván y se formaron en el club. Así, varios lustros después y con la figura del vallisoletano Gustavo Redondo ‘Gusty’ en común, Dani fue el primero en sacar el billete a Italia, donde jugará en el Atlante Grosseto, que milita en la Serie A2 -equivalente a la Segunda División en España-, y que se encuentra en la Toscana.

 

Por su parte, Iña se montó en el tren esta misma semana. A sus 19 años, la ilusión y las ganas por seguir creciendo con la pelota en el pie pudieron a la circunstancia de salir a otro país siendo tan joven. En su caso, formará parte del Barletta, equipo del este del país que juega en la Serie C -como la Tercera en España-, que es una categoría en la que la mayoría de los participantes son sub-21.

 

Así, estos dos vecinos del barrio del Parquesol dejan el Universidad de Valladolid y el Valladolid Tierno Galván para comenzar una nueva experiencia. Todavía tienen que hacer la maleta, ya que emprenderán sus respectivos viajes a finales del mes de agosto, pero ya piensan en Italia y empiezan a echar de menos lo que dejarán en la capital castellana.

 

PREGUNTA: ¿A qué edad y dónde empezaron a jugar?

DANI: Empecé a jugar con 6 años, en la escuela de fútbol ‘Amanecer’. Pero realmente mis inicios en el mundo del fútbol sala fueron en el Colegio Tierno Galván.

IÑA: A los 4 años en el Tierno Galván. Jugaba con los de un año más.

 

P.: ¿Qué ha supuesto llegar a jugar con el Uni?

D.: El hecho de jugar con el Uni ha sido, hasta el momento, una de las mejores cosas que me han pasado en el ámbito deportivo y extra deportivo, ya que formar parte del equipo de máximo nivel de tu ciudad es un privilegio en todos los sentidos. Si encima le sumas que los compañeros se han convertido en verdaderos amigos, te das cuenta que eres un afortunado.

I.: Un logro increíble, debido al trabajo de toda la temporada. Jugar con jugadores "profesionales" y que te ayuden en todo es algo muy positivo.

 

P.: ¿Qué es lo que más van a echar de menos de Valladolid?

D.: De Valladolid echaré de menos muchas cosas, pero destacaría a mi familia, mis amigos y mi equipo de niños, que llevo 5 años entrenando.

I.: A la familia y a los amigos. Pero seguiré hablando con ellos desde la distancia.

 

P.: ¿Y de sus equipos?

D.: La piña que hemos tenido durante estos 5 años, y lo que me han aportado y enseñado durante mi etapa con ellos. Son amigos que se han convertido en una parte muy importante de mi vida.

I.: A mis compañeros, aunque más que eso son amigos, y entrenadores.

 

P.: ¿Destacarían a alguien del Tierno?

D.: A muchísima gente. Iván, que fue mi primer entrenador, a mis compañeros de equipo con los que he ido creciendo desde Prebenjamín a Juvenil... Y, por supuesto, a mi tío y entrenador, Richi, y a Nacho, otra persona súper importante para mí, ya que ellos me prepararon y enseñaron gran parte de lo que sé.

I.: A Miguel Martín, a mi hermano Ego y a Dani Sacristán, que fueron mis primeros entrenadores desde chiquitito. Pero también a mucha más gente.

 

MIRANDO AL FUTURO

 

DANI MARTÍN E IÑAKI BAYÓN. SERGIO SANZ

 

P.: ¿Cómo les ha surgido esta oportunidad?

D.: Llevaba varios años en el tintero, como bien se dice, pero no me he atrevido hasta que no terminé mi carrera de Educación Social. Todo esto ha sido posible Gracias a Gustavo Redondo ‘Gusty’, que ha apostado por mí y me ha dado la oportunidad y la confianza de lanzarme a esta aventura.

I.: Llevo yendo 3-4 años al campus de GR9, de Gusty. Este fue un entrenador de allí, quería a dos para llevarse y cuando me lo dijeron no dudé.

 

P.: ¿Qué conocen de los equipos?

D.: Conozco sus últimos años de andadura en la Segunda División Italiana, aunque no en profundidad, la verdad. Tengo ganas de empaparme de su fútbol sala y conocer a fondo el club, con jugadores y todas las personas que lo forman.

I.: Me han hablado muy bien del equipo. Por lo que me han dicho, la mayoría está formado por jugadores jóvenes.

 

P.: ¿Y de las ciudades?

D.: Sé que es culturalmente muy bonita, con un clima mediterráneo estupendo y que pertenece a la Toscana.

I.: Que hay mucha pizza (risas). Todavía no la conozco mucho, aunque debe de ser muy calurosa, por lo que he podido ver.

 

P.: ¿Cuáles son sus objetivos en el mundo del fútbol sala?

D.: Mi objetivo es disfrutar de la experiencia y encontrar mi máximo nivel futbolístico. No me voy a poner límites y voy a “comerme” el mundo con ilusión y ganas como he hecho siempre.

I.: Llegar a lo más alto posible poco a poco; con esfuerzo, compromiso y dedicación.