Del Olmo destaca la flexibilidad de "todas las partes" y confía en que la oferta por Made llegue antes del día 25
Cyl dots mini

Del Olmo destaca la flexibilidad de "todas las partes" y confía en que la oferta por Made llegue antes del día 25

Pilar del Olmo. EP

Reunión en Santiago con la Xunta, trabajadores, Junta de CyL, acreedores y administrador concursal para aproximar posturas

La consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha señalado que "todas las partes" implicadas en la posible venta de las factorías de Isowat Made en La Coruña y Medina del Campo (Valladolid) son "flexibles" y han mostrado su "voluntad de renunciar a parte de sus derechos si hay esa continuidad industrial", por lo que espera que el empresario interesado en la planta medinense haga su oferta antes de que finalice el plazo marcado, el próximo día 25.

 

Así lo ha señalado Del Olmo este martes tras una reunión en la que ha participado también el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, el administrador concursal de Isowat Made, representantes de los trabajadores de las plantas del grupo gallego Invertaresa en A Coruña y Medina del Campo (Valladolid) y acreedores.

 

Del Olmo ha valorado que la entidad financiera Abanca, acreedor en la planta de Medina del Campo, haya mostrado su disposición para favorecer la "continuidad industrial". Tras destacar el apoyo financiero de la Junta de Castilla y León al proyecto, Del Olmo agradece "la buena voluntad" de "todos" en "ser flexibles en las posturas y llegar a algún tipo de acuerdo".

 

Una cuestión que van a trasladar "de manera inmediata" al "industrial que quiere invertir en Medina del Campo" y espera que sirva como garantía para que haga una oferta, en un plazo que termina el día 25. "Además el industrial conoce muy bien la planta de Medina del Campo y no va a tener problemas con esos compromisos por todas las partes en hacer la oferta, pero bueno, la última palabra siempre la tiene quien al final tiene que poner esa industria en marcha otra vez", agrega.

 

Sobre los inversores interesados en las plantas de Isowat, la consejera de Economía de Castilla y León subraya que si se presenta la oferta de Medina del Campo "abarcaría a una gran parte de los trabajadores", mientras que "en el caso de A Coruña parece que algunos menos y es el principal escollo". "Ahora queda terminar el trabajo que estamos haciendo entre todos", asegura.

 

En declaraciones a los medios, el secretario del comité de empresa de la fábrica de Medina del Campo, Elder Ferriño, ha puesto en valor "la buena voluntad de todas las partes" en este encuentro, con "buena predisposición en negociar y poder intentar llegar a un acuerdo". Sobre este extremo, Ferriño remarca que tendrán que "hacer concesiones todos", tanto Abanca, como Junta y trabajadores "para que pueda haber un futuro proyecto". "Todos tendremos que hacer nuestros sacrificios", avisa. "Llevamos prácticamente un año, desde febrero (...) y es una situación muy difícil para todos los trabajadores que llevan un año sufriendo", recuerda.

 

Por su parte, la Xunta buscará fórmulas con dos posibles inversores para garantizar el empleo y la continuidad de la planta de Isowat Made de A Coruña, que cuenta actualmente con 76 empleados y se encuentra en concurso de acreedores. Según ha informado la Consellería de Economía a Europa Press, en esa reunión el Gobierno gallego remarcó que la solución "tiene que venir de la mano de un inversor". Hasta la fecha, el Ejecutivo gallego tiene constancia de que hay dos interesados, si bien todavía no se ha producido ninguna oferta. Por ello, el objetivo es buscar fórmulas con ellos para garantizar la viabilidad.

 

OFERTA HASTA EL 25 DE ENERO


En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa de la planta de A Coruña, Cándido López, explica que esta reunión ha servido para "buscar entre todos una posible solución" para que cualquiera de los inversores puedan llevar a cabo la oferta. Al respecto, Cándido López valora que las administraciones de Galicia y Castilla y León "están comprometidas" con "poner todo de su parte para que cualquier inversor que venga tenga asegurado su apoyo".

 

Sobre los dos posibles inversores en A Coruña, "por el momento no están interesados en las instalaciones", sino en la unidad productiva de maquinaria y empleados de esta fábrica de componentes eléctricos. "Eso no quita que pueda aparecer alguien que le interesen también las instalaciones", apostilla.

 

Una situación diferente a la del inversor de la planta de Medina del Campo, ya que "allí hay un inversor que sí que está interesado en las instalaciones, por lo que sería hablar con Abanca, que es la tenedora de la hipoteca".

 

En este sentido, Cándido López explica que uno de los interesados en A Coruña "acaba de aparecer hace poco", mientras que el otro "plantea un problema de contingencias" para realizar la inversión "por las posibles reclamaciones que puedan venir tanto laborales como de Seguridad Social". Por ello, "buscan una solución jurídica de cómo cubrirse en ese tipo de casos".

 

El objetivo es que se presente una oferta antes del 25 de enero, fecha en la que finaliza el plazo de presentación. Si llegado ese día no hay ninguna, el administrador concursal procedería a un expediente extintivo con el despido de los trabajadores y se entraría en una segunda fase de subasta por lotes.

 

Aunque se muestra "optimista" por el apoyo de las administraciones y la reunión de este martes, deja claro: "Pero ya fuimos optimistas muchas veces y el tiempo corre".