Dehesa de los Canónigos triunfa en los Premios Verema

Belén e Iván Sanz, que escoltan a su madre, dirigen Dehesa de los Canónigos en la actualidad.

Ubicada en Pesquera de Duero, ha sido elegida como la mejor bodega del 2019.

La bodega Dehesa de los Canónigos da un paso más en su reconocimiento de calidad y trayectoria con el premio a la mejor bodega de los galardones Verema 2019, que serán entregados este 27 de febrero en el salón Apolo del Columnario Malvarrosa del Hotel Balneario Las Arenas.

 

Ubicada en Pesquera de Duero, la bodega Dehesa de los Canónigos es una de las grandes fincas históricas de la Ribera del Duero. Expertos en vinos, llevan desde el siglo XVIII cultivando y trabajando sus viñedos para obtener los mejores resultados con una calidad única en sus productos. Una bodega con una arquitectura impresionante debido a la reconstrucción de sus naves a lo largo del tiempo hasta la actualidad, actualmente dirigida por los hermanos Belén e Iván Sanz Cid.

 

Este reconocimiento se une al que le dio la revista y guía Vivir el Vino, que ya le otorgó el premio 11 Magníficos a Mejor Bodega de 2019. La vallisoletana ha sido elegida entre otras 12 para finalmente alzarse con este galardón entre otras bodegas vallisoletanas como Pago de Carraovejas, que ha quedado en segundo lugar.

 

Precisamente el resturante de la bodega peñafeliense, Ambivium, ha sido reconocido con el Premio Louis Roederer al restaurante con mejor tratamiento del vino, en el que también está incluido el restaurante Trigo de Valladolid, donde trabaja Noemí Martínez Cabero, denominada Mejor Sumiller del 2019.

 

Cuesta de las Liebres 2014, de Pago de Carraovejas, ha sigo premiado como mejor vino tinto del año 2019. Por último,  el premio a Bodega con Mejor Trayectoria Histórica fue a deparar a Belondrade, afincada en la seca.

 

Los Premios Verema han constatado la calidad y el trabajo de las bodegas vallisoletanas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: