Declaran en ruina 149 inmuebles en la provincia de Valladolid

Alberto Collantes y Natividad Casares hacen balance del Plan de Gestión de Ruinas. DAVID LOZANO

Desde la puesta en marcha del plan en 2014 hasta el 1 de octubre, un total de 196 municipios han formalizado convenios de encomienda para la tramitación de los procedimientos de este plan.

El Plan de Gestión de Ruinas de la Diputación de Valladolid ha declarado en ruina 149 edificaciones que han recaído en órdenes de ejecución por su riesgo contra la seguridad pública y que pertenecían en su mayoría a localidades del Valle del Cuco y Tierra de Campos.

 

Así lo han anunciado este jueves el diputado de Asistencia y Cooperación a Municipios, Alberto Collantes, y la diputada de Asesoramiento Local, Natividad Casares, en la presentación del balance del proyecto.

 

Desde la puesta en marcha del plan en 2014 hasta el 1 de octubre, un total de 196 municipios han formalizado convenios de encomienda para la tramitación de los procedimientos de este plan, lo que supone un 90 por ciento de todas las localidades que podían acogerse , de manera que ha tenido una acogida "superior a la esperada".

 

De todos estos municipios, 170 tienen un número de habitantes menor de 1.000 y 26 entre 1.000 y 10.000, según ha indicado Collantes en declaraciones recogidas por Europa Press.

 

Además, desde su inicio el plan han recibido 417 solicitudes de actuación de las cuales 26 no han sido admitidas porque los inmuebles no reunían los requisitos previstos en el convenio o por no haber sido subsanados en plazo los defectos de los que adolecen las solicitudes, previo requerimiento por parte de la institución provincial.

 

En este sentido, se admitieron 391 solicitudes, entre las que dos están pendientes de subsanar por errores y 389 poseían documentación "correcta", ha relatado Collantes, de manera que ya se ha actuado en 267 y quedan 122 pendientes de la realización de actuaciones.

 

De esta manera, la Diputación y los ayuntamientos han resuelto definitivamente las actuaciones en 149 de las solicitudes, de las cuales 68 han obtenido un expediente de ruina y 81 expedientes de órdenes de ejecución, mientras 17 aún están pendientes de tramitación.

 

EJECUCIONES SUBSIDIARIAS

 

No obstante, Collantes ha incidido en que se debe tener en cuenta que se han iniciado más expedientes de los resueltos y de los que están en tramitación puesto que hay particulares que una vez que se les notifica el inicio del documento realizan actuaciones -por lo general de demolición y limpieza- encaminadas a evitar esas declaraciones de ruina u órdenes de ejecución.

 

En este aspecto, se ha procedido a iniciar un expediente de ejecución subsidiaria -cuando los propietarios no realizan las actuaciones ordenadas y cuando por el inmueble resulte afectada la seguridad en el dominio público- en 41 de las solicitudes, 34 concluidas y siete en trámite, lo que implica que la Diputación realizará la actuación que se le ha ordenado al particular y a su costa.

 

Reval ya ha iniciado la liquidación y la recaudación en periodo voluntario de los gastos ocasionados por las ejecuciones subsidiarias de 15 expedientes por lo que se ha cobrado un total de 10.602 euros.

 

CONTRATOS DE OBRA Y DE SERVICIOS TÉCNICOS

 

Por otro lado, Collantes ha señalado que a causa del volumen de obras que había que realizar en 2017 se licitaron dos contratos, uno de obra por importe de 220.000 euros a ejecutar en el ejercicio 2017 y 2018, y un contrato de servicios de arquitectura dotado de 15.500 euros para los ejercicios 2017 y 2018.

 

Así, ha manifestado que la "gran mayoría" de las acciones a realizar son demoliciones, aunque existe alguna orden de ejecución de rehabilitación o de retejado del inmueble.

 

Igualmente, ha recordado que desde que se iniciaron las demoliciones a finales de 2015 la Diputación ha destinado al programa un total de 301.122 euros.

 

2016, EL AÑO CON MÁS DEMANDA

 

El diputado también ha matizado que 2016 fue el año en el que más solicitudes se formularon, mientras que en el ejercicio actual la cifra asciende a 41 y se espera que se mantenga en los próximos períodos.

 

Asimismo, ha reconocido que se trata de un proceso "farragoso" que al principio fue "muy costoso" y que desde la institución provincial esperan iniciar 2019 con el mínimo de solicitudes para continuar con las declaraciones "día a día".

 

Finalmente, Collantes ha calificado el plan como un "éxito", sobre todo para los pueblos "más pequeños" y ha asegurado que este el proyecto es "pionero" en España y otras diputaciones intentar poner en marcha modelos similares.