Declarada compleja la causa sobre supuesta apropiación de dinero de residentes en la residencia de La Pedraja

La juez instructora ha acordado prorrogar por un año más las investigaciones sobre el gerente y su esposa

El Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid ha resuelto prorrogar durante un año más las investigaciones seguidas contra el que fuera gerente de la residencia de La Pedraja de Portillo 'El Albero', J.D.R, y su esposa, M.L.R.B, por sustraer presuntamente dinero de sus cuentas bancarias a internos de la misma.

 

En su auto, la instructora de la causa, a petición del Ministerio Fiscal, ha acordado declarar 'compleja' la presenta causa y ampliar durante doce meses el plazo para la práctica de nuevas diligencias debido a la aparición de nuevos indicios y testimonios que pudieran traducirse en una ampliación de delitos presuntamente cometidos, a mayores del supuesto de apropiación indebida, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Hasta la fecha, en la inicial fase de instrucción han testificado ya, en calidad de investigados, el que fuera gerente de la residencia 'El Albero', J.D.R, y su esposa, M.L.R.B, ésta en su condición de administradora de la entidad Maludan Geriátricos SL que gestionaba la referida residencia, y como testigos distintos trabajadores en activo cuando se produjeron los hechos objeto de investigación judicial.

 

Se está igualmente a la espera de la prueba pericial caligráfica sobre las firmas de los médicos, el del Sacyl y el particular del centro, que prescribían medicación al residente I.F.B, después de que ambos facultativos no las hayan reconocido como propias y para comprobar si fueron falsificadas.

 

El exgerente de 'El Albero' se habría apropiado presuntamente de cerca de 55.000 euros de la cuenta de un anciano ya fallecido --que estuvo interno en esta residencia desde 2016-- y habría retirado fondos de la de su compañera sentimental, también residente, aunque se sospecha de que podría haber más casos similares de presunta estafa. Hasta la fecha no ha devuelto cantidad alguna de esas cuentas.

 

Tras el fallecimiento de este interno, I.F.B, en enero de este año, sus herederos constataron desvíos de dinero de su cuenta por valor de 14.000 euros entre esa fecha y finales de mayo, lo que los llevó a profundizar en los movimientos bancarios hasta identificar salidas de fondos que sumaban 55.000 euros.

 

Posteriormente, se observaron registros similares en la cuenta de su compañera y se sospecha de que pueda haber más casos de estafa con internos de la residencia, lo cual se encuentra actualmente bajo investigación.