De la Riva espera que si la economía "repunta" en 2014 el Ayuntamiento no tenga que congelar los impuestos

Foto: BORIS GARCÍA

Asegura que insistirá en reclamar a Junta y Gobierno una rectificación en la política aeroportuaria. 

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado que espera que el próximo año el Ayuntamiento no tenga que congelar las tasas e impuestos municipales, como sucede en 2014, porque la economía "empiece a repuntar", pues ha advertido de que la decisión que se tomó para el año que comienza ha supuesto "un esfuerzo importante" para no gravar más a los ciudadanos.

  

En una entrevista concedida a Europa Press, el primer edil vallisoletano ha reconocido que 2013 también fue un año "duro y difícil" en la gestión municipal por la situación de la economía, si bien ha destacado que en las últimas semanas del mismo ha percibido ese inicio de recuperación "hasta en la cara de la gente, que es menos triste, menos de derrota, más alegre".

  

En todo caso, ha recordado que en septiembre de 2013 se decidió congelar los impuestos y las tasas para 2014 dado que la situación "ha sido dura" y después de que entrase en vigor la nueva tasa de basuras. "Se nota mirando alrededor cuál es la presión fiscal y no me canso de repetir que somos la ciudad número 37 en impuestos y la 40 en tasas, lo que quiere decir que las cosas se hacen razonablemente bien", ha reflexionado.

  

No obstante, ha querido apuntar la provisionalidad de la medida tomada para 2014, que ha supuesto "un esfuerzo importante para no gravar más a los ciudadanos" y ha apuntado que espera que cuando llegue el momento de tomar una decisión sobre los tributos de 2015 "no haya necesidad de congelar porque la economía empieza a repuntar".

  

A los indicios positivos que percibe el alcalde, se suma el hecho de que los funcionarios sí que han cobrado la paga extra el pasado mes de diciembre, al contrario que en 2012, lo que ha utilizado para cuestionar aquella decisión del Gobierno de Mariano Rajoy, anunciada hace ahora un año y medio. "Suprimir la paga extra en verano es poner en dificultades las vacaciones o el veraneo, pero suprimirla en Navidad, es que el que iba a comprar regalos no lo puede hacer", ha apuntado.

  

Por ello, considera que en este caso "se está notando" y ha afirmado que los comerciantes con los que ha conversado en los últimos días le han comentado que las ventas de la campaña navideña marchan "algo mejor" y se ven las perspectivas "con más optimismo".

  

En este sentido, ha recordado que el Ayuntamiento de Valladolid se encuentra en fase de conversaciones con los sindicatos para devolver la parte devengada de la paga extra de diciembre de 2012 "a pesar de Montoro", en referencia al ministro de Hacienda del Gobierno de España. Esta gestión, a juicio de León de la Riva, no supondrá desequilibrio para las arcas municipales, pues prevé cerrar 2013 "con superávit", sino que espera concretar "en qué momento o forma" se puede devolver.

 

"Otra cosa son las limitaciones políticas" de la Junta y el Gobierno en otras materias, como la política aeroportuaria en la que, a su juicio, "están errando".

  

Por ello, ha añadido que va a "insistir en el tema", pues entiende que si "no se produce una enmienda en los criterios, una rectificación", Castilla y León terminaría por quedarse sin aeropuerto, algo que, a su juicio, no puede ocurrir.

 

"Intentaré una vez más argumentar con datos de pasajeros, de toneladas. Que se busque una rectificación con criterios objetivos, se vea que hay posibilidades de apoyo a los vuelos, y sobre todo los que traen gente y no los que van a las Canarias o a Baleares en temporada de verano", ha reflexionado el primer edil tras subrayar que el modelo "no puede ser" Galicia, con tres aeropuertos para cuatro provincias.