De la Riva confirma que no llevará su caso de inhabilitación al Tribunal Constitucional

León de la Riva, a su llegada a la sede del PP Valladolid. DANI RODRÍGUEZ

El ex alcalde de Valladolid ha querido defender su inocencia de manera pública una vez más. Ante la pregunta de si sigue creyendo en la justicia prefirió “ahorrarse la respuesta”.

Como en los viejos tiempos, con todos los periodistas esperando su aparición y con él sentándose delante de los micrófonos. Pero no. Nada había cambiado. Después de que en la mañana de este jueves se ratificara que Javier León de la Riva continuaba inhabilitado para ejercer como alcalde o como concejal, el protagonista quiso comparecer de manera voluntaria ante los medios para dar su versión de los hechos y explicarse ante todo el mundo.

 

Y las conclusiones son dos. Por un lado, que sigue sin considerarse culpable, diga lo que diga la justicia –“me voy a ahorrar la respuesta”, dijo al preguntársele si seguía confiando en ella-, y que en todo caso no seguirá adelante con un posible recurso a mayores ante el Tribunal Constitucional. “Es posible que ni lo aceptaran”, explicó el popular, quien se rodeó de todos sus compañeros de partido en la sede provincial de la calle Alcalleres.

 

Y tras la llegada, momento de echarse al ruedo. Otra vez. Una vez más De la Riva volvió a ponerse frente a frente a los medios, con los dos codos sobre la mesa. “Pretendo dar respuesta a las múltiples llamadas y Whatsapp que me han llegado”, comenzó, contundente.

 

“Para empezar, quiero dejar claro que todo fue por un retraso en la sentencia, la cual se dijo en su día que estaba cumplida  en su totalidad. Es decir, estaba cumplida, pero con retraso, que ciertamente lo hubo”. El ex alcalde recordó entonces los mismos argumentos utilizados cuando se conoció la primera sentencia, en los que incidía en que él siempre dio órdenes de que se cumplieran las órdenes necesarias para que el Edificio Zorrilla cumpliera la legalidad.

 

Junto a De la Riva, mientras este daba explicaciones, yacía sentado el presidente del PP de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, y varios de los concejales de su ex equipo de Gobierno, tales como Mercedes Cantalapiedra, Domi Fernández, Alfredo Blanco, Rosa Hernández o Manuel Sánchez. La ausente fue precisamente una de las mencionadas, la ex concejala de Urbanismo Cristina Vidal, ya que el ex alcalde incidió en que ella estaba al tanto de todas las obras y modificaciones del Edificio.

 

“La voluntad mía desde el primer momento fue cumplir siempre la sentencia, pese a las terribles dificultades”. La Audiencia Provincial no opina lo mismo. “Como decía el decano del Colegio de Arquitectos en un periódico local, hay muchos edificios que no cumplen las condiciones en Valladolid, pero solo uno en el que vivía el alcalde”.

 

SIN RECURSO

 

Fue entonces cuando De la Riva lo dejó claro. “Esta mañana se da firmeza al recurso que propuso mi abogado contra el que no cabe recurso, bueno sí, ante el Constitucional que es el camino que no va a ninguna parte y que ya les digo que no se va a dar”. Es decir, punto y final a la sentencia, si es que cabía alguna duda. Inhabilitación por trece meses como alcalde o concejal y multa de algo más de 12.000 euros.

 

“Reconozco que no esperaba la sentencia en este sentido”, reconoció también el ex alcalde, quien aseguró que “nunca dijo que esto fuera un juicio político, pero es el único caso de un alcalde inhabilitado por tardar en cumplir una sentencia”.

 

Y mientras se terminaba la que puede ser la última comparecencia pública a nivel municipal de De la Riva, él mismo casi iba dejando palabras de despedida. “Yo me siento muy orgulloso de todas las decisiones que he tomado, estaba convencido de que la sentencia me iba a ser favorable, pese a que si lo hubiera sabido, lógicamente, no me hubiera presentado”, concluyó.

Noticias relacionadas