De 29.000 a 12.000 euros al año: la brecha entre ricos y pobres en los municipios de Castilla y León

Plazas de Simancas (izquierda) y Casavieja (derecha).

Casi 17.000 euros netos al año separan la renta media de los habitantes de los municipios más ricos y los más humildes de la Comunidad.

La Agencia Tributaria ha dado a conocer los datos de la renta bruta y la renta disponible de los municipios de Castilla y León, que permiten clasificar a las localidades en un ránking de las más ricas y las más pobres. La estadística está elaborada a partir de las declaraciones de la renta presentadas por los habitantes de los municipios de más de mil habitantes de toda la Comunidad.

 

La estadística describe una importante brecha económica entre la renta que declaran los habitantes de los municpios de Castilla y León. Un abismo de 17.000 euros de diferencia entre las localidades con mayor renta disponible y los de menor. A la cabeza está Simancas, localidad vallisoletana con 29.984 euros de renta media disponible, puesto número uno de Castilla y León y trigésimo de la clasificación nacional. Y a la cola, la localidad abulense de Casavieja, de 1.500 habitantes, con 12.068 euros de renta media, casi un tercio, puesto 256 de la Comunidad y 2.815 de España. Y eso entre los municipios de más de mil habitantes, que son los que entran en la estadística.

 

Los municipios madrileños de Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte, Majadahonda y Las Rozas, y los barceloneses Sant Fruitós de Bages y Matadepera, son los que mayor renta bruta declaran de toda España, según los datos hechos públicos este martes por la Agencia Tributaria. Pozuelo de Alarcón repite en primera posición al haber subido su renta bruta media a 69.136 euros al año, frente a los 61.643 euros del año anterior, al tiempo que la renta media disponible se ha elevado hasta los 51.000 euros, desde los 44.415 euros de 2014. En este municipio de 84.989 habitantes se registraron en el año 2015 un total de 42.700 declaraciones. Zahínos, un municipio de 2.803 habitantes de la provincia de Badajoz, es el más humilde de España: sus declarantes ganan una media de 10.577 euros al año. Son cinco veces menos que el municipio más rico.