DDOOSS presenta su programa de actividades basado en su trayectoria cultural en Valladolid y nuevos campos de actuación

DDOOSS apuesta por la corrección de las demandas de los ciudadanos, y por los nuevos lenguajes culturales y científicos procedentes de los centros más dinámicos de las ciudades líderes mundiales

DDOOSS, la Asociación de Amigos del Arte y la Cultura, que nació en nuestra ciudad en octubre de 1996 por iniciativa de diez vallisoletanos, inicia una nueva etapa continuadora de la trayectoria inspirada por la cultura como vía privilegiada para la mejora de la condición ciudadana y el avance de su ámbito de convivencia.

 

En esta nueva etapa, cuyo programa se ha presentado esta mañana, DDOOSS apuesta por la corrección de las demandas de los ciudadanos, y por los nuevos lenguajes culturales y científicos procedentes de los centros más dinámicos de las ciudades líderes mundiales. Sigue apostando por el riesgo y por la pasión a través de iniciativas de interés, y con la presencia de grandes pensadores y profesores al lado de jóvenes que, dentro de nuestra ciudad o fuera de ella, son protagonistas de este tiempo cambiante y en progreso continuo. Sigue, pues, promoviendo aquellos sistemas que sirven para acercarse realmente a los diferentes públicos integrados en nuestra sociedad, siempre que se realicen de una manera inteligente, y alejados del creciente revisionismo estético. Y por supuesto, demostrando -con actividades como las que se ofrecen este próximo trimestre- que en Valladolid existe un espacio creativo, culto, libre y plural.

 

En la etapa anterior desde 1996 a 2007, DDOOSS mantuvo una notable actividad, realizando unos 500 actos gracias a los socios que la sustentaban y a las subvenciones recibidas. DDOOSS promovió, y seguirá impulsando, la editorial Cuatro Ediciones, que publicó textos cuyo interés le mantuvo como referente de la diversidad cultural y en vanguardia de la producción bibliográfica, titular de un catálogo en que se hallan obras novedosas en el mundo editorial español, abriéndolo el ensayo de Jacques Derrida "Cosmopolitas de todos los países, ¡un esfuerzo más!". 

 

Los actuales socios de DDOOSS, en las proximidades de su 25 Aniversario, están convencidos que se hace más necesaria que nunca la acción de DDOOSS, lo que justifica su revitalización: la amenaza del arte y de la cultura por los diversos populismos, la banalización cultural y el desprecio del pensamiento ilustrado.

 

DDOOSS ha renovado también su página web, www. ddooss.org, vehículo de comunicación en la que los interesados pueden hacerse socios de manera online, además de encontrar un rico material con toda la documentación generada en la primera etapa de DDOOSS. Facebook es también otro punto de comunicación.

 

 

PROGRAMA QUE PRESENTA DDOOSS PARA ESTE ÚLTIMO TRIMESTRE DEL AÑO

 

 

Debates, conferencias, mesas redondas, viajes culturales, lecturas dramáticas, proyecciones cinematográficas, un club de lectura,… forman la base de este programa en la que intervendrán 22 profesores/as, académicos, artistas, científicos,… Desde una conferencia sobre “El cuento de miedo en la literatura clásica”, a debates sobre la “Ética en las investigaciones”, sobre “¿Crisis de la educación?” pasando por “Un diálogo con jóvenes investigadores”, por una lectura dramatizada de textos de “Diálogos con Leucó” de Cesare Pavese, sin olvidarnos de la música con un concierto que ilustrará  “Un recorrido por las mujeres en la música desde el Barroco hasta el jazz”, o el cine con dos ciclos dedicados a los directores Andrey Zvyagintsev y a Costa-Gavras. Además, el análisis de la Historia local forma también parte de la programación; y los viajes, ya que DDOOSS organiza este trimestre un viaje a la Residencia de Estudiantes e Institución Libre de Enseñanza de Madrid.

 

DDOOSS quiere expresar públicamente su agradecimiento al Círculo de Recreo de Valladolid, a la Residencia de Estudiantes de Madrid y a la Institución Libre de Enseñanza de Madrid, así como a todos los ponentes, participantes y moderadores que participan en este programa, sin olvidarnos de los colaboradores que de manera desinteresada están haciéndolo posible.