David Murillo destaca a su entrenador Héctor, del Arroyo Pisuerga, como parte del 'Trofeo Valores'

El jugador de la entidad vallisoletana asegura que "era de los peores del equipo" antes de mudarse de Barcelona.

El fútbol va más allá de correr detrás de un balón y meterlo en una portería. El caso de David Murillo es uno de los más llamativos en la presente temporada en Valladolid, lo que le ha llevado a obtener el 'Trofeo Valores'. El delantero del Arroyo Pisuerga comenzó a jugar en Barcelona y no ha sido hasta su traslado a la capital castellana cuando ha podido sacar su potencial, con 44 goles.

 

David milita en el equipo de Segunda Provincial Infantil, con el que se ha convertido en el máximo goleador de la categoría y sin recibir amonestación alguna, por lo que recibió el premio organizado por Tribuna de Valladolid. "De pequeño era de los peores del equipo. Cuando me mudé de Barcelona a Valladolid tuve un entrenador, Héctor, que ha sido el mejor que he tenido. Mejoré mucho y parte de este premio es gracias a él; y también de mi equipo", explica.

 

El delantero no se imaginaba "marcar tantos goles". "Si me lo hubieran dicho cuando jugaba en Barcelona, no me lo habría creído", asegura. Y es que el Arroyo Pisuerga ha anotado 82 tantos, por lo que David ha logrado más de la mitad.

 

La clave del éxito, según explica él mismo, ha sido haber estado "más coordinado" con sus compañeros. "Creo que ha sido mi mejor temporada", sentencia.