Cuestionario Ágreda: Irene dela Cuesta
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Cuestionario Ágreda: Irene dela Cuesta

Irene dela Cuesta (Valladolid, 1988) se educó en una casa donde las mujeres tenían inquietudes. Su familia le ha inculcado un sentido de individualidad y de libertad que solo se alcanza con formación, curiosidad y cultura. Tiene una gran pasión: el diseño que le ha abierto las puertas a un mundo capaz de tonificar la personalidad y admirar la belleza y la estética.

PREGUNTA.- ¿Qué o quién le llevó a ser diseñadora?

 

RESPUESTA.- Mis dos abuelas: Aurora y Carmen. Las dos eran modistas, pero en especial la madre de mi madre. Mi abuela paterna me regaló su máquina de coser Singer. Con esta máquina aprendí a coser. Ahora, la mesa de madera que sujetaba “la Singer” es mi mesilla de noche.

 

P.- ¿Cuál es el rasgo que más le gusta del otro?

 

R.- La amabilidad. La amabilidad como muestra de agradecimiento.

 

P.- ¿Y el que más deplora?

 

R.- La mala educación.

 

P.- ¿Cuál es su película favorita?

 

R.- Dumbo, mi madre dice que “la tenía machacada”. La Chaqueta metálica, me encantan las películas bélicas y La vida es bella.

 

P.- ¿Cuál es la palabra que más oye cuando la gente se prueba un vestido?

 

R.- ¡No me lo esperaba! Cuando se ponen un vestido que ha sido hecho a medida, se sorprenden de lo bien que sienta y mirándose al espejo muestran su mejor sonrisa, como muestra de incredulidad.

 

P.- ¿Cuál es su idea perfecta de la felicidad?

 

R.- Poder vivir de mi sueño, feliz, tranquila y sin estrés.

 

P.- ¿Cuándo y dónde fue más feliz?

 

R.- Ahora. Desde que tengo este espacio, puedo disfrutarle, porque le has creado tú. Este, ahora es mi lugar en el mundo. Mi lugar favorito.

 

SENSACIONES

 

Ahora que veo a tantos jóvenes y no tan jóvenes locos por marcharse, Irene dela Cuesta acaba de abrir su nuevo espacio de moda, tocados y complementos en Valladolid. Ha llegado a la Calle Regalado 1, en la primera planta, para quedarse. Al contrario que esos jóvenes que no han llegado a ninguna parte, solamente se han ido. Tengo la sensación de que a Irene le parecería absurdo eso de irse a un lugar donde no ha hecho relaciones y por lo tanto no conoce a nadie. Irene dela Cuesta ha realizado un conjuro contra la superstición de no ser profeta en su tierra y, como Nadal sobre la tierra de Roland Garros, se dice todas las mañanas cuando viene de Cigales y entra por la puerta: ¡Vamos!

 

P.- ¿Qué le gustaría ser de no haber sido diseñadora?

 

R.-… Tantas cosas. Pero le decía a mi padre que en caso de que esto no funcionara, yo, de Policía montada. Me encantan los caballos y montar a caballo, también.

 

P.- Si pudiera elegir cómo reencarnarse, ¿qué cosa/animal/persona sería?

 

R.- En un ciervo. Me encantan los animales.

 

P.- ¿Cuál es la cualidad que más le gusta de una mujer/hombre?

 

R.- De una persona. Lo que más gusta es ser cómplice. La complicidad. Y que transmita. Que cuenten algo interesante.

 

P. ¿Cuál es su lema?

 

R.- Que todo lo que pasa, pasa por algo. Todo lo que sucede conviene.

 

P.- ¿Qué es lo que más valora de sus amigos?

 

R.- Su apoyo, eso es primordial, siempre. Su positividad.

 

P.- ¿Dónde le gustaría vivir?

 

R.- Me gusta mucho, mucho Valladolid. Pero si salgo de Valladolid, me gusta el sur, Chipiona, Sanlúcar, y también la zona de Tarragona.

 

P.- ¿Cuál es su estado de ánimo actual?

 

R.- Eufórica.

 

P.- ¿Cuál es su mayor pesar?

 

R.-Rabia, mejor. Rabia de que personas de mí alrededor no disfrute de las pequeñas cosas.

 

P.- ¿A qué tiene miedo?

 

R.- Quizá, a perder a la gente que tengo más cercana.

 

P.- ¿Cuál es su viaje favorito?

 

R.- Ir a la India. Al Everest.

 

P.- ¿Cuándo se deja de ser joven?

 

R.- ¡Nunca! Cuando tú decidas.

 

P.- ¿Cuál considera su mayor logro?

 

R.- Sacar adelante algo que todavía no está creado, crearlo, ponerlo en marcha, que funcione y que le gusta a la gente.

 

P.- ¿En qué está volcada ahora?

 

R.- En sacar adelante la respuesta anterior. Aunque la primera parte ya está hecha. Al fin y al cabo el diseño no deja de ser una renovación -conversación constante. La mujer, el hombre es el estilo que trasmite.

 

P.- ¿Cuál es su ocupación favorita?

 

R.- Hacer lo que me apetece: crear. Y captar las cambiantes sensibilidades del mercado para leer las necesidades del consumidor actual que cada vez es más exigente e impaciente. Lograr una atención personalizada y ser fiel a mis principios.

 

P.- ¿Cuál es su rincón favorito en Valladolid?

 

R.- Mi rincón favorito ahora es este, aquí, en la Calle Regalado.

 

P.- ¿Cuál es la persona viva a la que más admira?

 

R.- Admiro a mis padres: César y Carmen.