Cuatro rumanos que compraban móviles usando nóminas falsas para luego revenderlos pactan penas que suman ocho años

No abonaba a la financiera los importes obtenidos por lo que han sido condenados a penas que en total suman ocho años de prisión.

Los cuatro ciudadanos de origen rumano, dos varones y dos mujeres, que entre 2016 y 2017 utilizaron nóminas falsificadas para solicitar préstamos con los que adquirir teléfonos móviles de alta gama que luego revendían, sin abonar a la financiera los importes obtenidos, han sido condenados a penas que en total suman ocho años de prisión.

 

El juicio, previsto en la Audiencia de Valladolid, no ha llegado a celebrarse debido a la sentencia de conformidad alcanzada por los encausados, los hermanos Viorel T. e Ionica A.T, Claudiu I. y Niculina B, quienes se exponían inicialmente a penas de cinco años y medio y que han visto rebajadas las penas a dos años de prisión como autores de un delito de pertenencia a grupo criminal y otros dos de estafa y falsedad en concurso medial.

 

El acuerdo, incluye la obligación de los condenados de abonar multas por importe de 720 euros, a quienes se aplica la atenuante de reparación del daño al haber abonado a la financiera perjudicada, Cetelem, los 6.996 euros estafados, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Además, una de las condenadas, Ionica A.T, ha sido multada con otros 540 por delito de denuncia falsa, ya que el 26 de agosto de 2017 acudió al Puesto de la Guardia Civil de Laguna de Duero para denunciar que un individuo con quien había quedado en un bar de Cigales para venderle un teléfono móvil se lo había robado tras propinarle un empujón y salir huyendo, hechos que como luego se pudo comprobar eran falsos.

 

Los ahora condenados, cuya sentencia es firme, se confabularon para hacerse con terminales telefónicos que adquirían mediante contratos de financiación con Cetelem, a la que presentaron nóminas y documentación falsos en los que hacían constar que trabajaban en una empresa de carretillas ubicada en Cabezón de Pisuerga, donde sí estaba empleado uno de ellos, Viorel T.

 

Mediante este procedimiento lograron adquirir distintos teléfonos móviles de alta gama (Iphone 7 plus) en el Apple Store sito en el Centro Comercial Rio Shopping, en Arroyo de la Encomienda, que luego o bien los vendieron por Internet o en tiendas Cash Converter, sin devolver los créditos obtenidos de la financiera.