Cuatro mediadores comienzan este lunes a trabajar en los barrios de Valladolid para resolver conflictos
Cyl dots mini

Cuatro mediadores comienzan este lunes a trabajar en los barrios de Valladolid para resolver conflictos

La edil Carmen Jiménez reparte información a algunos vecinos. TRIBUNA

El Ayuntamiento de Valladolid pone en marcha este 1 de febrero el servicio de mediación comunitaria para mejorar la convivencia entre vecinos. 

El Ayuntamiento de Valladolid pone en marcha el servicio de mediación comunitaria en el que cuatro profesionales trabajarán en los barrios de la ciudad para resolver conflictos y mejorar la convivencia entre vecinos.

 

Así lo anunciaron fuentes municipales en un comunicado recogido por Europa Press, emitido el pasado, 21 de enero, del Día Europeo de la Mediación.

 

Desde este lunes el Ayuntamiento de Valladolid pondrá en marcha el servicio de mediación comunitaria que contará con cuatro profesionales mediadores encargados de favorecer la convivencia a través de la resolución de conflictos, con una fuerte implantación en los barrios de la ciudad.

 

Estos profesionales actuarán en los distintos ámbitos de la vida comunitaria y en los espacios de las relaciones sociales.

 

Como explica la concejal delegada de Convivencia y Mediación Comunitaria, Carmen Jiménez, "ante esta realidad apostamos decididamente por la figura del mediador comunitario como profesional que interviene entre actores sociales con el fin de tender puentes o nexos de unión a fin de prevenir, resolver y reformular posibles conflictos, además de favorecer la comunicación y el entendimiento y así conseguir una sociedad más cohesionada".

 

El Ayuntamiento de Valladolid ha recordado que a través de la Concejalía de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria desarrolla el Plan de Convivencia Ciudadana Intercultural 2019-2023, que pretende fomentar la convivencia pacífica en nuestro municipio, con el que promueve el "respeto y la tolerancia hacia los grupos que por su diversidad puedan ser objeto de discriminación".

 

Esta convivencia, han apuntado, "debe caracterizarse por las relaciones positivas, de respeto y diálogo entre todas las personas, para lo cual es fundamental favorecer la responsabilidad cívica y abordar diversidad social con naturalidad".

 

Las acciones del Ayuntamiento de Valladolid pretenden afrontar la realidad a partir de un diagnóstico objetivo.

 

"Estamos inmersos en una sociedad que cambia, que se mueve a gran velocidad, cada vez más heterogénea, con una mayor diversidad y con nuevas necesidades", ha señalado Carmen Jiménez, quien ha destacado que la "falta de homogeneidad social" requiere "afrontar múltiples escenarios en los que el conflicto convivencial aparece con nuevos elementos", como la diversidad cultural, multiétnica, generacional, sexual o religiosa.